Logo

Universidad de Las Américas trabaja firmemente en su proceso de autoevaluación con miras a la acreditación institucional en 2023. Durante el mes de noviembre, las actividades se han enfocado en la recolección de la opinión de los distintos actores vinculados a UDLA mediante la encuesta de autoevaluación y la realización de las primeras jornadas de análisis a partir de la conformación de los grupos de trabajo.

Estos últimos tienen por finalidad ejecutar el primer levantamiento de información en torno a los criterios de evaluación definidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y realizar una evaluación preliminar sobre su cumplimento.

Para esto, se definieron 17 grupos integrados por 140 personas entre académicos, docentes, colaboradores y estudiantes de las tres sedes de la Universidad, los que trabajan temáticas específicas de evaluación, abarcando con ello los criterios definidos para las áreas de Docencia, Gestión Institucional y Vinculación con el Medio.

“Como profesional, ser parte de esta iniciativa es muy motivador ya que me permite expresar, a partir de mi experiencia en certificación y gestión, observaciones e ideas para robustecer el proceso de Aseguramiento de la Calidad Interna. Ser parte de un equipo multidisciplinario enfocado en la gestión y el aseguramiento de calidad, nos brinda la oportunidad de enriquecer nuestra visión y conocimiento de la gestión realizada por nuestra casa de estudios”, afirma Gerson Peña, académico de la Facultad de Veterinaria y Agronomía, quien integra el grupo de resultados del aseguramiento interno de la calidad.

Por su parte, Alfonso Vega, académico de la Facultad de Ingeniería y Negocios del grupo de planificación estratégica, sostiene que “los procesos de reflexión y autoevaluación institucional consideran cuotas de realismo para objetivar apreciaciones, pero también de subjetividades donde la opinión de cada uno aporta en su mérito. Abordar los desafíos, trabajando colaborativamente, nos permite sortear mejor las dificultades, conocernos y acercarnos más entre nosotros”.

En tanto, Paola Canto, coordinadora de Vinculación con el Medio de la Facultad de Salud y Ciencias Sociales, afirmó que “vale la pena dedicar los esfuerzos en este y otros ejercicios de autoevaluación, no solo en aras a la acreditación, sino sobre todo con vocación de mejora continua. Como Universidad, hemos tomado el proceso anterior como una brújula que nos indica, desde la mirada externa, cómo abordar la Vinculación con el Medio, y con ese mismo ímpetu, mi participación en estos equipos espera reportar, pero, sobre todo, aprender para robustecer este rol de la Universidad”.

El resultado de este trabajo será una evaluación general de cada uno de los criterios junto con un primer mapa de fortalezas, debilidades y oportunidades de mejora, los cuales permitirán la focalización del trabajo de autoevaluación en las áreas de acreditación definidas y el avance en un primer borrador del informe de autoevaluación.

 

Comparte: