Egresada de la Escuela de Kinesiología imparte clases de acondicionamiento físico vía online a adultos mayores de Viña del Mar durante la pandemia: “Sentirse acompañados generó un impacto positivo en su salud”

Publicado el 2 de octubre de 2020

Durante esta pandemia de COVID-19, la egresada de la Escuela de Kinesiología del Campus La Florida, Tania Vera, ha trabajado de forma muy cercana con los adultos mayores de la comuna de Viña del Mar, quienes, a través de las plataformas digitales, han mantenido su bienestar físico y emocional.


¿Cómo comenzaste a trabajar con adultos mayores?

Una vez que egresé, me vine a Viña del Mar y comencé a realizar intervenciones comunitarias de forma gratuita porque me di cuenta que había muchos adultos mayores de lugares vulnerables, que no tenían conocimientos ni acercamiento con el tema de prevención de riesgos de caídas ni tampoco de la prevención de alteraciones cognitivas.

Me encanta el área comunitaria y social. Me gusta demostrar que la kinesiología es importante; muchas personas piensan que nosotros nos enfocamos solo en la rehabilitación, pero un kinesiólogo tiene una función de prevención y promoción de salud muy importante.

Debido a la crisis sanitaria tuviste que trasladar tu trabajo hacia plataformas digitales. ¿Cómo viviste el cambio?

Fue dificultoso al comienzo porque uno como kinesióloga estaba acostumbrada a tener contacto físico con la persona y poder evaluarlo de esa forma, pero después nos fuimos dando cuenta que de todas formas podíamos hacer ese proceso vía online. Nos fuimos adaptando juntos, tuve que enseñarles a meterse a Zoom y aprender a fomentar el ejercicio, pero desde de forma digital.

Ellos lo han recibido muy bien. Durante mis clases comienzo indagando en el área emocional, qué hicieron en el día o cómo se sienten, por ejemplo. Después paso a los movimientos articulares, elongaciones y luego pasamos a los ejercicios más intensivos. Termino con música y meditación, porque eso les genera mucha curiosidad. A pesar de la distancia física, intento hacer una evaluación personal para ver qué ejercicios pueden o no hacer, con el objetivo de prevenir las lesiones.

La pandemia sin duda golpeó anímica y físicamente a toda la comunidad, pero una de las más afectas ha sido la de mayor edad. ¿Cómo han manejado esto?

Sin duda hubo un impacto en toda la población, pero en los adultos mayores fue mucho más porque ellos estaban acostumbrados a juntarse semanalmente. Cuando hicimos el primer encuentro virtual, hubo mucha emoción, se extrañaban, y sentirse acompañados generó un impacto positivo en su salud. Ahora no dejan de reunirse y ellos mismos se motivan para hacer distintas actividades físicas.

También eres parte de la Fundación Reencanto, donde tienes un rol importante en el objetivo enlazar a jóvenes voluntarios con personas mayores.

Sí, soy la coordinadora de los jóvenes líderes de la fundación. Primero debo capacitar a los jóvenes, porque buscamos personas que sean agentes de cambio y que quieran generar un impacto positivo en la comunidad. Luego, hacemos reuniones intergeneracionales con el objetivo de vincular ambas generaciones y que los adultos mayores puedan absorber los conocimientos de los jóvenes y viceversa. Queremos romper con los paradigmas que existen entre ambas comunidades.

El año pasado también fuiste una de las ganadoras del Fondos Concursables “Emprende UDLA” gracias a tu emprendimiento Jubilab. ¿En qué consiste?

Me vine a la Quinta Región porque sabía de una gran cantidad de adultos mayores y quería saber cómo se comportaba esa comunidad. Después de dos años de investigación, nos dimos cuenta que las personas sobre 60 años creaban sus emprendimientos debido a las bajas jubilaciones que recibían.

Ante este escenario, creamos este emprendimiento que tiene como objetivo ser un medio de difusión y un programa de integración socio-digital del emprendedor senior. Nuestra idea era empoderar a las personas y generar un vínculo entre el adulto mayor y el comprador final. El fondo concursable que me gané en UDLA me sirvió mucho porque gracias a eso pudimos hacer nuestra página web, estoy muy agradecida.

¿Cuál fue la importancia de la formación de UDLA para hoy desarrollarte profesionalmente?

En UDLA me formaron como profesional con las herramientas necesarias para centrarme en el estudio del movimiento asociado al funcionamiento de las personas, en el cual somos capaces de integrar diferentes acciones como la promoción y prevención para nuestra comunidad. Gracias a lo aprendido en la Universidad creo firmemente en la importancia

Comparte: