Logo

Universidad de Las Américas, mediante un trabajo multidisciplinario entre las Facultades de Ciencias de la Salud y Medicina Veterinaria y Agronomía, y la empresa CIDEAS, son parte del “Proyecto Neyün”.

La iniciativa, que en mapudungún significa respirar, tiene como objetivo la creación de una serie de equipos de asistencia ventilatoria con el finde apoyar la cobertura de atención para pacientes que requieran soporte ventilatorio, ante la eventualidad de que los hospitales de la red de salud vean sobrepasadas sus capacidades a raíz de la pandemia de COVID-19.

“Todos sabemos que un ventilador mecánico es algo que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte para una persona que está con problemas respiratorios. Con la necesidad que hay en el mercado de contar con equipos mecánicos que suplan la función ventilatoria, nos dimos cuenta de que hay muchas iniciativas a nivel mundial que van en esa dirección. Con eso en la cabeza, nos unimos con UDLA para idear Neyün, el cual tiene tres grandes características: es muy fácil de armar, es un equipo muy barato de fabricar y además es fácil de operar”, apunta Eugenio Fierro, Gerente General de la empresa CIDEAS Chile.

La primera etapa del proyecto consistió en la prueba de los equipos en el Centro de Entrenamiento de Simulación en Salud que tiene nuestra universidad en la Clínica RedSalud Santiago. El lugar cuenta con 12 fantomas de última generación, réplicas humanas robotizadas que respiran, manifiestan dolor, pueden sufrir un paro cardiorrespiratorio, experimentar rigidez, taquicardias, ser intervenidos clínicamente y además ser conectados íntegramente a equipos de monitoreo continuo.

Los resultados no solo fueron positivos porque cumplieron la función principal de respiración asistida, sino que también permitieron a los especialistas mejorar el equipo de cara a la segunda parte de este proyecto.

En esta instancia, el grupo de trabajo se dirigió a la Estación Experimental Los Nogales en Talagante para probar el equipo de asistencia ventilatoria en sujetos de experimentación, donde se realizó una serie de las pruebas preclínicas donde se mejoraron los resultados de ventilación y de oxigenación. UDLA fue la segunda universidad en el país que llevó a cabo pruebas en animales con buenos resultados.

El proceso en este lugar estuvo liderado por el académico de UDLA y administrador de la estación, Felipe Garrido, quien apuntó que la “prueba preclínica fue bastante prometedora en sus resultados. El procedimiento correspondió a un proceso complejo de invasión, que una vez conectado, nos permitió controlar los parámetros de funcionalidad ventilatoria, vascular y general del paciente mediante un monitor multiparámetros, capnógrafo y control hematológico”.

El profesional agregó que “ser parte de este procedimiento sin duda fue una experiencia enriquecedora. Desde la Estación estamos preparados desde el punto de vista de infraestructura, equipamiento y equipo humano para realizar cualquier tipo de ensayos preclínicos o clínicos que se necesiten para apoyar al país”.

El secretario académico de la Facultad de Ciencias de la Salud, Andrés Santana, fue el encargado de liderar todo este proyecto multidisciplinario. Tras el proceso, el profesional apuntó sentirse “muy privilegiado de poder ser parte y conducir este proyecto. Los integrantes de este equipo, los cuales van desde ingenieros, enfermeras y médicos veterinarios, son de primera línea. También es un orgullo y un privilegio contar con instalaciones y equipamientos de nivel en nuestra universidad que permitan estar disponibles para ayudar ante cualquier eventualidad que las autoridades sanitarias de nuestro país requieran en esta contingencia”.

Con las pruebas favorables, el proyecto fue postulado a varias iniciativas para obtener financiamiento, como por ejemplo “Un Respiro para Chile”, impulsada por Sofofa HUB, el BID y Socialab, la cual busca brindar apoyo al sector público y privado para los desafíos de validación técnica y su posterior escalamiento de estos equipos de ventilación.

Comparte: