Logo

“Tecnologías y nuevas normativas para la adecuada gestión de relaves minero”, fue el nombre del webinar realizado por Facultad de Ingeniería y Negocios y Codexverde, espacio en el que participaron tres expertos en la materia y más de 70 personas como público general. 

El objetivo fue abordar el contexto actual de la gestión de relaves mineros en Chile, considerando tanto la nueva instrucción general para la vigilancia ambiental del componente agua en relación con los depósitos de estos residuos, así como también los avances tecnológicos para su tratamiento desde el sector privado. Por lo mismo, en la jornada expusieron  Patricio Cartagena, secretario general de la Cámara Minera de Chile y académico de UDLA, Sergio Vilches, profesional de la División de Fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente, Pablo Seguel , especialista en Desarrollo de Servicios Zona Norte de Hidronor Chile

La encargada de dar la bienvenida fue la directora de la Escuela de Biotecnología y Medio Ambiente de la UDLA, Carmen Gloria González, quien señaló que “para lograr el desarrollo futuro de la minería en Chile es fundamental considerar la seguridad, no solo de los trabajadores, sino que también de las comunidades de su entorno”. Añadió que es muy importante “contar con acceso a la información clara y oportuna sobre el estado de los depósitos y así tener una correcta y responsable toma de decisiones, ya sea por las empresas mineras, organismos públicos o los habitantes que se encuentran a su alrededor”.

El primer expositor fue Patricio Cartagena, secretario general de la Cámara Minera de Chile y académico de UDLA, quien presentó el tema “Contexto actual de las políticas y normativas para depósitos de relaves mineros”, donde se refirió a la situación y desafíos para el sector, lo que dicen las políticas públicas y la evolución de la normativa. «La importancia de los relaves radica en que se trata de uno de los elementos que forma parte del procesamiento de minerales en Chile, siendo parte del ciclo del negocio minero, los que deben ser contenidos en forma segura para la salud y el medioambiente”, manifestó el experto. 

La segunda presentación fue “Instrucción General de Relaves” de Sergio Vilches, profesional de la Sección de Recursos Hídricos y Biodiversidad de la División de Fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente. En ella, detalló el trabajo que ha realizado la entidad sobre el seguimiento, en conjunto con otros organismos públicos, de relaves con foco en la estabilidad química, mencionando algunos ejemplos de casos dónde se han desarrollado pilotos.

En una profunda explicación sobre la estabilidad química de los relaves, el control de su filtraciones en las aguas y los efectos que tendría tanto en las aguas como en las comunidades que hacen uso de ellas, el ingeniero civil hidráulico también puntualizó algunos casos en los que se la ha exigido ciertos estándares a los titulares. Asimismo, detalló que el alcance actual de la Instrucción General es para aquellos relaves que iniciaron su depósito pero que no han comenzado su plan de cierre y aquellos que tengan una Resolución de Calificación Ambiental.

Por último, el especialista en Desarrollo de Servicios Zona Norte de Hidronor, Pablo Seguel, expuso el tema “Gestión de residuos peligrosos en minería”. En su presentación explicó, que gracias a estadísticas del Ministerio del Medio Ambiente, desde la empresa han podido hacer una trazabilidad sobre los residuos a nivel nacional, donde un 20% de los residuos declarados corresponden a la actividad minera. 

“Actualmente, lo que tenemos como empresa es prestar atención a los relaves abandonados, que son depósitos de los que no se puede contar con información previa. En 2004 recién contábamos con una legislación de residuos peligrosos y las políticas de relaves son posterior al 2015 y sabemos que la actividad minera viene desde hace mucho más tiempo. Por tanto, se ha generado una importante cantidad de residuos que podríamos llamar como relaves que no están identificados”, señaló. Asimismo, remarcó la importancia de tratar como residuos a estos relaves y movilizarlos para que no sigan “causando potenciales riesgos a la población”.

 

Comparte: