Logo

La académica investigadora de la Escuela de Nutrición y Dietética del Campus La Florida, Leslie Landaeta-Díaz, junto a 15 profesionales de distintos países del cono sur publicaron el artículo Peso corporal en relación con las horas de sueño y actividad física en Estudiantes universitarios latinoamericanos durante la pandemia de Covid-19”.

La muestra no probabilística, estuvo integrado por 4.880 estudiantes universitarios de Universidades de 10 países latinoamericanos: Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Panamá y Perú.  Todos, fueron invitados a participar de forma voluntaria y anónima a través de diferentes plataformas y redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, y correos electrónicos.

En los cuestionarios elaborados por los autores, se preguntó datos relevantes como el sexo, edad, variables sobre el peso corporal autoinformado durante el confinamiento (aumentado, disminuido, mantenido), horas de sueño y actividad física (activa o inactivos).

Como antecedentes generales, el estudio da cuenta que, del total de los estudiantes, donde el sexo predominante fue el femenino, el 95,7% tenía modalidad de clases online/virtuales y el promedio de edad fue de 22,5 ± 4,4 años.

Con respecto al autoinforme de peso corporal, desde la cuarentena, se reveló que el 48,2% de las personas aumentaron su peso corporal. Por otro lado, el 32,8 % informó tener un rango normal de horas de sueño, mientras que el 66% reportó horas insuficientes de sueño. Asimismo, el 65,9% refirió que su actividad física era insuficiente.

Además, el autoinforme del peso corporal según el sexo mostró que las mujeres ganaron más peso que los hombres (73,2% vs 26,8%) y según la edad, los universitarios más jóvenes (18-25 años) ganó más peso (85,1%).

Por otra parte, los estudiantes que evidenciaron que no tenían suficientes horas de sueño eran los que más ganaban peso (67,6%), mientras que los participantes físicamente inactivos reportaron la mayor proporción de aumento de peso (74,7%).

Asimismo, al realizar un análisis de regresión logística, se pudo para comprobar que los alumnos que no duermen lo suficiente tienen 21% más probabilidades de tener cambios en el peso corporal en comparación con estudiantes que tienen un sueño óptimo.

“Los resultados aquí demostrados revelan que el sueño corto, siendo físicamente inactivo y pasar mucho tiempo confinado, son factores que aumentan el riesgo de ganar peso durante la pandemia de Covid-19. Teniendo esto en cuenta, sería interesante, en este tiempo de pandemia, desarrollar programas para gestionar la inactividad física, las pocas horas de sueño y el encierro; así como mejorar la calidad de vida de los universitarios y/o estudiantes de la educación superior.”, explican los autores como parte de las conclusiones.

Sobre la relevancia de investigar la relación entre estos factores en los estudiantes, Leslie Landaeta, sostiene que “el entorno social de los estudiantes universitarios puede ser una barrera para desarrollar un estilo de vida saludable, debido al cambio de responsabilidades y la misma carga académica. No obstante, se hace necesario que desde las mismas universidades y de los cuerpos docentes se motive hacia la acción de comportamientos más saludables, otorgando espacios, tiempos e información necesaria para generar cambios significativos en la realización de actividad física y otros aspectos saludables como la alimentación, el autocuidado de la salud mental y evitar sustancias nocivas, y con especial énfasis en la higiene del sueño”.

Comparte: