Logo

Rodrigo Álvarez, exconstituyente por el Distrito 28, protagonizó el segundo encuentro del ciclo de conversatorios organizado por el Observatorio de Nueva Ciudadanía de la Facultad de Comunicaciones y Artes de Universidad de Las Américas con el objetivo de discutir el texto constitucional propuesto por la Convención, con el fin de aportar, desde las diferentes disciplinas, a la toma de decisión de la ciudadanía que se enfrentará el próximo 4 de septiembre al plebiscito de salida

El encuentro, titulado “Bienestar Humano en el Proyecto Constitucional” y realizado de forma híbrida desde el Campus La Florida, contó con la moderación de Andrea Gartenlaub y Rodolfo Arenas, académicos e investigadores del Observatorio de Nueva Ciudadanía, y abordó el carácter ecológico y el ejercicio de derechos sociales por parte de la ciudadanía en la propuesta constitucional.

El conversatorio arrancó con el artículo 1 de la nueva Constitución, el cual define a Chile como un Estado ecológico en sus principios fundamentales.

Al respecto, Álvarez, abogado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señaló que, “los tres grandes principios que cruzan toda la discusión constitucional son la paridad, el plurinacionalismo y el medioambientalismo. Ese medioambientalismo se expresa en la frase “Chile es un Estado ecológico”, y en el capítulo tercero de la nueva Constitución, que está dedicado completamente a naturaleza y medio ambiente”.

Para el exconstituyente, el texto constitucional no cumple con sus expectativas, criticando principalmente su estructura. “La realidad de la crisis climática y ecológica es absolutamente evidente, y la necesidad de enfrentarla también. El punto está en cuánto de eso debe quedar en la constitución, y cuánto de eso debe ser propio de leyes. El sistema legal siempre es una pirámide, donde en la punta está la constitución y debe contener las bases. Uno de los problemas de esta constitución es que coloca una serie de principios ecológicos, que hubiera preferido que estuvieran en la ley. No estoy en contra de los principios, pero creo que es un error constitucionalizarlos”.

Sobre los derechos sociales en la nueva Constitución, el exdiputado por la Región de Magallanes y Antártica Chilena explicó que esta propuesta reconoce cerca de 112 derechos, volviéndose la constitución con más derechos del mundo. Sin embargo, para Álvarez, las temáticas fundamentales para la ciudadanía, tales como vivienda, salud, educación y prevención social, son tratadas muy puntualmente en el nuevo proyecto constitucional y puso como ejemplo que en materia de pensiones, de los 445 artículos solo hay dos referidos a este tema.

Para finalizar, el exconstituyente agregó que, “cuando haces cambios tan grandes, tienes que darte cuenta de que estás hablando de trasformaciones que al menos se concretan en una década, sobre todo en el campo social. Imagínense los campos políticos, la mayoría de estos recién se empiezan a concretar el 2026. Esto hay que tenerlo presente, porque uno de mis problemas con el proceso, desde el punto de vista netamente político, es el choque con las expectativas de la ciudadanía”.

Comparte: