Logo

Luego de desarrollarse laboralmente desde 2013 en diversas empresas relacionadas con la agricultura, logrando experiencia en distintas facetas del rubro, Diego Palacios, egresado de Agronomía, decidió emprender y formar su propio camino con Kadi Cowork SpA, emprendimiento dedicado al agromarketing digital.

En este proceso postuló a Fondos Concursables “Emprende UDLA” donde ganó con su proyecto MODAG el cual basa en mejorar las competencias productivas de los agricultores INDAP.

¿A qué se dedica Kadi Cowork y cómo busca resolver las necesidades de la comunidad objetivo?

Kadi Cowork nace en 2019 como una agencia de marketing digital/estratégico enfocada en la agricultura, fundada junto a Karina Tapia, quien es arquitecta de la Universidad de Santiago. Nuestros principales clientes son otras empresas que requieren implementar estrategias de marketing digital para mejorar sus ventas, aumentar su alcance y administrar su imagen digital.

En 2021 implementamos una segunda área de negocios bajo la marca “Frutillasofresas.cl”, donde ofrecemos servicios de ensayos y evaluación de productos agroquímicos en frutillas. Para esto nos asociamos con Keyla Vivanco, quién realizó su práctica con nosotros y continuó trabajando como encargada de ensayos en FrutillasoFresas.

Desde 2022 ampliamos a nuestra tercera área de negocios. Desarrollamos Modag, un “cuaderno de campo digital”, software para empresas productoras de frutas y hortalizas, que propicia un espacio de trabajo online para el agricultor. Para lograr este cometido nos asociamos con Felipe Tapia, Ingeniero Civil industrial y experto en transformación digital, quien es cofundador y desarrollador de Modag.

¿Qué te motivó a profundizar en este emprendimiento?

Desde 2013 trabajo en marketing digital. Mi tesis de agrónomo la realicé en esta área agrícola implementando en Bioleche Comercial. En este sentido, agradezco a UDLA haberme permitido innovar en una tesis no convencional.

Mi foco siempre ha sido el uso de herramientas digitales para mejorar las capacidades de los equipos. Así es como en 2019 renuncié a mi trabajo como vendedor de plantas de frutillas en un vivero y emprendí con Kadi Cowork SpA, convencido de que el marketing digital sería un motor de cambio en la agricultura.

¿Cuál fue la importancia de los Fondos Concursables “Emprende UDLA” en el desarrollo de Kadi Cowork?

Fue el primer concurso al que postulé Modag y que nos permitió tener el puntapié inicial para desarrollar este software. El premio lo invertimos en una gira técnica para validar el uso con los equipos PDTI de las comunas de Chol-chol, Freire y Nueva imperial en la Región de la Araucanía.

¿Cuáles son los actuales desafíos de Kadi Cowork?

Nuestros desafíos van principalmente de la mano de Modag; en el corto plazo quiero posicionarla como una de las principales herramientas tecnológicas en la agricultura nacional. En el mediano plazo queremos posicionarnos en Perú y Colombia, donde ya tenemos muy buenas relaciones con profesionales y empresas. De hecho, salimos segundos en un concurso de innovación en Colombia y en Perú nos invitaron a dar una charla el 28 de agosto a Lima.

¿Cuáles son los objetivos a futuro en cuanto al desarrollo de tu empresa?

Ya en el largo plazo espero que nuestra aplicación móvil sea de uso mundial en la agricultura familiar campesina, mejorando el acceso a herramientas digitales simples y propiciando una agricultura más consciente y sustentable a través de recomendaciones inteligentes entregadas por Modag.

Nos gustaría ser un referente en el marketing digital agrícola. Creemos que las empresas necesitan tener equipos de trabajo unificados en la estrategia de marketing para vender más y mejor.

¿Qué consejo o recomendación dejarías a los egresados de UDLA para atreverse a emprender?

Emprender es una actividad que se debe tomar con mucha responsabilidad y en lo personal recomendaría que trabajaran en empresas privadas un tiempo antes de emprender. Es importante identificar nuestras habilidades para luego desarrollarlas y explotarlas en los proyectos. Por eso creo muy importante que primero debemos tener mentores que nos ayuden a identificar esas habilidades.

En mi caso particular trabajé desde 2013 hasta 2019 en cuatro empresas de distintos rubros, siempre con un enfoque comercial y de marketing. Todos los jefes que tuve me ayudaron a identificar en qué soy bueno y en qué debo mejorar, así al emprender me enfoqué en lo que “si se hacer” más que en lo que “no se hacer”. Esto último lo estudié o lo derivé a alguien que sí sabe hacerlo.

También les recomiendo que vayan al Centro de Desarrollo de Negocios Sercotec más cercano y pidan apoyo, postular a todos los fondos concursables que puedan y hacer el curso “El viaje del emprendedor”, que otorga de forma gratuita Corfo.

Comparte: