Logo

Se cumplen seis años de que el cortometraje “Historia de un oso” ganara el Oscar en la categoría mejor corto animado. El film dirigido por el académico de UDLA, Gabriel Osorio, está basado en la historia del abuelo del realizador, Leopoldo Osorio, quien después del golpe estado fue encarcelado y exiliado político.

El cortometraje, que también fue ganador del Festival Chilemonos 2014, se centra en un solitario y triste oso que construye un diorama para contar lo que vivió luego de ser separado de su familia y esclavizado por un circo.

La obra que se realizó en el estudio de animación Punkrobot fue la primera producción nacional en ganar en los Premios de la Academia. El fundador Punkrobot y productor ejecutivo del film, Patricio Escala, comenta el camino que ha tomado el estudio y la animación nacional luego de la obtención de este galardón.

“Para nosotros siempre es entretenido mirar hacia atrás y entender que la obra que hicimos; que la historia que quisimos contar desde 2010 todavía sigue teniendo repercusiones y emocionando a mucha gente. Hace poco se exhibió nuevamente en televisión abierta y nos permitió darnos cuenta que las obras que realizamos trascienden”, expresa Escala.

En ese sentido, plantea que “cada productora está tocando y abriendo las puertas que necesitan para llevar adelante sus proyectos, pero sin duda un reconocimiento como el Oscar ayuda a que haya más confianza en todo el sector de animación en Chile, y quizás en toda Latinoamérica también. Esto ayuda a que otros y otras crean que es posible. Que en el fondo los contenidos que hacemos desde acá son relevantes para el resto del mundo y que la calidad de los realizadores, directores y los equipos pueden ir a competir de igual a igual con otras obras del mundo”.

La reciente nominación a los Oscar de la producción nacional “Bestia”, también en la categoría de mejor cortometraje animado, vuelve a posicionar a la animación chilena a nivel internacional con una temática referente a la dictadura.

Escala, quien también es docente de la Escuela de Animación Digital de UDLA, valora la nominación del cortometraje. “Hay una alegría gigante de darse cuenta que la animación chilena sigue dando que hablar. Lo importante ahí tiene que ver más allá de los reconocimientos o premios que pueda obtener, es el mensaje que transmite. Como nos hace no olvidar hechos que ocurrieron en nuestro país y esperamos que nunca más se vuelvan a repetir. Cuando vemos obras que están aportando un grano de arena a la memoria del país, también hay un sentimiento de orgullo hacia lo que está aportando la animación a nivel cultural”.

Con respecto a los proyectos en los que está trabajando Punkrobot y lo que se viene a futuro, Escala sostiene que están “trabajando en dos series para prescolares con un fondo del Concejo Nacional de Televisión (CNTV) asimismo, en nuestro primer largo metraje que seguramente va ser un proyecto de largo aliento, vamos a estar varios años en eso. También estamos desarrollando otros proyectos que nos encargan como Emoticlub que se estrenó el mes pasado y, Alfadeca, que ahora entra en su tercera temporada, que es un programa de electro escritura para niños y niñas”.

Comparte: