Logo

El objetivo principal de la Escuela de Derecho es entregar a sus estudiantes una formación integral que combine los conceptos propios de su disciplina con saberes prácticos. De esta forma, el cuerpo docente prepara a los futuros abogados para insertarse en el mundo laboral con los conocimientos, las herramientas y las competencias que se requieren.

A semanas del inicio del año académico 2022, Alicia Castillo, Directora de la Escuela de Derecho, hace un repaso por los hitos, desafíos y trabajo que ha tenido la carrera durante los últimos años.

¿Cuál es el factor diferenciador de la Escuela de Derecho UDLA?

Hay varios aspectos importantes. Uno tiene que ver con el Perfil de Egreso de nuestros estudiantes el cual está destinado a potenciar su capacidad de desarrollo de la profesión. Esto está asociado a sus habilidades de litigar y adaptarse a los cambios profundos que hemos tenido tanto de forma como de fondo.

Forma porque la pandemia instaló la comparecencia a través de videoconferencia en audiencias y alegatos; es importante estar atentos a estas nuevas realidades y entregar elementos a nuestros egresados para que puedan adaptarse a ellos. Y fondo por los cambios legislativos sustanciales reflejados en la Constitución cuyo contenido será diferente.

Como Facultad nos preocupamos de entregar herramientas de actualización de forma constante a nuestros estudiantes a través de seminarios. El 2021 tuvimos interesantes conversatorios con gran convocatoria que abordaron temas en relación con los alimentos y las modificaciones legales del proyecto de ley enfocado al cumplimiento de los mismos, así como también se han abordado temas relacionados con la ley del consumidor, entre otros.

¿Cómo se ha fortalecido en el área de investigación la Escuela?

Esta área ha estado marcada por publicaciones en revistas indexadas las cuales han demostrado el desarrollo y fortalecimiento del cuerpo de investigadores de nuestra Facultad. En el ámbito del Derecho, la investigación generalmente es más compleja y se desarrolla de forma más lenta.

Actualmente estamos trabajando en el libro titulado “Mecanismos alternativos de solución de conflictos (MASC)” el cual trata de perspectivas actuales sobre mediación, conciliación y arbitraje. Está proyectado para el mes de abril de este año y contiene varios artículos relacionados con la mediación y que tiene a su vez artículos de distintos autores que permiten enriquecer el proceso formativo de los estudiantes.

Desde hace un poco más de dos años la Escuela de Derecho ha estado impartiendo diferentes diplomados. ¿Cómo ha sido el trabajo en Educación Continua?

Tenemos una variedad de programas referentes a distintos temas que son sustanciales para el abogado actual. Los diplomados que se impartirán este semestre son “Derecho del Trabajo”, “Sistema de Relaciones Laborales”y “Derecho Administrativo y Función Pública”, los cuales fueron iniciativa de Karina Piña, Directora de Carrera de Campus Providencia.

En el segundo semestre en tanto, se realizará el diplomado de “Mediación en el ámbito de Familia”. Una de las virtudes que tiene este programa es que es interdisciplinario porque no sólo está orientado a egresados de Derecho, sino que también a profesionales de carreras como Trabajo Social o Psicología, entre otras. El plus de este diplomado es que está certificado por lo que, al finalizar, te puedes desempeñar laboralmente como un mediador licitado y eso apunta a la empleabilidad.

En esa fecha, también se dará comienzo al diplomado en “Derecho del Consumo y Justicia de Policía Local”, iniciativa de nuestro Decano Daniel Montalva en conjunto con el académico Alex Zúñiga, y el diplomado en “Derecho Inmobiliario”, liderado también por Alex Zúñiga.

En el tema laboral ¿Qué acciones ha realizado la Escuela de Derecho para apoyar a los egresados en la búsqueda de oportunidades y desafíos laborales?

En materia laboral uno de los desafíos que tenemos es mejorar las tasas de empleabilidad y generar opciones laborales para nuestros egresados. Para ello, contamos con el Consejo de Empleadores el cual tiene como objetivo detectar las necesidades del mercado laboral respecto de la formación requerida para los egresados de Derecho y la oferta de cursos para los egresados.

Muchas veces, los egresados tienen la posibilidad inmediata de desarrollar ciertas actividades laborales que están relacionadas con el ejercicio mismo de la profesión, entonces ahí nosotros jugamos un papel interesante en los procesos de actualización.

Dentro de las actividades relacionadas con ese apoyo, está el Taller de Litigación que se desarrollará el 15 y 17 de febrero, y además procedimientos de los juzgados de policía local. También, tendremos ciertos talleres para desarrollar el estudio de títulos que son conocimientos específicos que nosotros como Facultad otorgamos para que los estudiantes se puedan desarrollar en el contexto laboral.

Respecto al servicio comunitario ¿Cómo se involucran los estudiantes con el entorno social?

Uno de nuestros grandes puntos es la Clínica Jurídica, la cuales se desarrollaron durante toda la pandemia de forma online. Los estudiantes se han desempeñado en casos prácticos realizando un rol de defensor ya sea litigando o resolviendo con las partes de manera extrajudicial.

Lo importante de esta iniciativa es la vinculación que tienen los estudiantes con el entorno, con las personas que tienen casos reales y que acuden a las Clínicas Jurídicas. Esto se presenta como una oportunidad para los jóvenes para que, a través de la orientación de los académicos, conozcan diversos casos con problemas concretos y puedan buscar y desarrollar las soluciones.

Comparte: