Logo

Luego de alcanzar una destacada trayectoria como tenista, donde participó en sudamericanos y mundiales juveniles, Claudio Santibáñez, estudiante de Kinesiología del Campus Providencia decidió probar suerte en el padel, deporte que ha tenido un crecimiento durante el último año en nuestro país.

Su rendimiento fue tan efectivo, que ya ha participado en varios mundiales y alcanzó el título de Campeón Sudamericano en Paraguay (2018), lo que fue un hecho histórico para Chile.

¿Cómo comenzaste en el padel?

Si bien había escuchado y visto algunos partidos, recién hace seis años unos amigos del mundo del tenis, me invitaron a jugar y me encantó. Quise aprender un poco más, por lo que tomé clases con profesores y como me lo tomé seriamente, me fue bien. Comencé a ganar torneos en Chile y me llamaron a la selección nacional donde pude jugar mi primer mundial en Portugal (2016). Siempre me gustó la competencia y al momento de jugar padel, sentí que volví a sentir ese bichito. Quiero seguir mejorando y elevando mi rendimiento.

¿A qué crees que se debe el crecimiento exponencial que ha tenido este deporte en los últimos meses?

El padel ha tenido un alza importante. Antes de la pandemia ya venía creciendo bastante, se nota en los torneos y en la construcción de varios clubes, pero después de la crisis sanitaria el aumento fue mucho más grande. Después de tantos meses encerrados, la gente necesitaba hacer cosas sociales y al aire libre, no encerrados en un gimnasio.

El padel es un deporte muy sociable, ya que juegas contra otra pareja, lo que permite que uno la pase muy bien. Es un deporte que en sus comienzos es muy fácil de aprender, no se necesita tanta práctica. Las canchas se han expandido mucho, creo que Arica es una de las pocas ciudades que no tienen; hoy en día tienes que agendar con semanas de anticipación si quieres jugar. El padel llegó para quedarse.

Hace algunas semanas competiste con la selección nacional en el Mundial de Padel realizado en Qatar. En esa oportunidad quedaron entre los 8 mejores, ¿Cómo analizas la participación?

Fue una experiencia inolvidable. Es el tercer mundial en el cual he participado y en lo personal y a partir de los comentarios de los deportistas del resto del mundo, fue el mejor de la historia; por el país donde se hizo, la organización, el trato que recibimos como jugadores. Cuando nos enfrentamos a un mundial, nuestro objetivo siempre es quedar dentro de los 8 primeros porque eso nos da la posibilidad de clasificar directamente al mundial, lo que logramos en esta edición.

Con respecto al nivel del torneo, cada día es más difícil porque el resto de los países, al igual que nosotros, están mejorando el nivel de sus jugadores. Pero estoy muy contento por lo que pudimos demostrar, vamos en un muy buen camino de cara a las próximas competencias internacionales.

¿Por qué elegiste estudiar Kinesiología?

Elegí esta carrera porque siempre he estado ligado al tema deportivo, y en ese escenario, me he tratado con muchos kinesiólogos. En estos momentos estoy auspiciado por la Clínica Meds donde llevo más de 10 años trabando con estos profesionales. A partir de mi pasado como tenista y mi buen rendimiento deportivo, UDLA me ofreció una beca que me permitía sobrellevar ambas cosas, cosa que en Chile no es muy fácil. Estoy muy agradecido por el apoyo.

¿En qué porcentaje tus estudios de kinesiología aportan a tu carrera como deportista?

Sin duda puede potenciar bastante mi rendimiento. Saber de kinesiología músculo esquelética puede ayudar mucho con la prevención de las lesiones y cómo exigir al máximo tu potencial. El paso de los años me ha permitido tener bastante conocimiento deportivo, pero ahora, que le agregué el tema académico, voy conociendo mucho más el cuerpo. Eso, sumado a que tenemos elementos tecnológicos que nos aportan mucho para maximizar el rendimiento.

¿Cómo describes el apoyo que le entrega UDLA a los deportistas?

He conocido, conversado con otros compañeros y creo que UDLA siempre ha sido una institución muy fuerte deportivamente. Siempre ha estado preocupada por sus estudiantes deportistas, entregando apoyo para terminar sus carreras y poder complementarlo con el tema deportivo. En lo personal, estoy muy agradecido de UDLA, ya que me dio la ayuda económica para terminar mis estudios, y de los profesores que me han facilitado todo para rendir mis cursos. En Chile no es fácil complementar el deporte con los estudios y lo que hace UDLA, le da un plus para que el deporte en Chile crezca.

Comparte: