Logo

A través de una innovadora actividad, centrada en la simulación de juicios orales en materia de familia, una treintena de estudiantes de primer año de la carrera de Derecho de Sede Viña de Mar, rindieron exámenes de la asignatura “Expresión oral y argumentación jurídica”.

En la instancia, efectuada en formato híbrido, los alumnos representaron tres casos relacionados a violencia intrafamiliar, alimentos y divorcio con compensación económica, tal como si encontraran en un proceso real en tribunales, asumiendo la defensa tanto del demandante como del demandado, presentando pruebas, testigos, peritos y argumentando posturas en base a las normas legales correspondientes.

Desde la Sala de Litigación Oral y bajo la coordinación y apoyo de la académica a cargo de la asignatura, la abogada Javiera Fernandez, y de la Directora de Carrera, María Lorena Rossel, un grupo de estudiantes simuló presencialmente un juicio sobre violencia intrafamiliar, el que fue seguido virtualmente por el resto de sus compañeros y estudiantes de cursos superiores conectados a través de la plataforma Zoom. Con posterioridad, otros dos grupos presentaron causas de manera online, cumpliendo de igual manera el mismo protocolo de las audiencias orales oficiales.

Desde la Facultad de Derecho, la actividad fue observada por el Director de Vinculación con el Medio y Clínicas Jurídicas, Marco Antonio Valdés, destacándola como una oportunidad para que los profesionales en formación puedan desarrollar sus habilidades oratorias y argumentativas tempranamente, principalmente en materias tan trascendentales como Familia. “Agradecemos la invitación y la voluntad de los alumnos a que observáramos su examen, pues esta actividad puede servir de base para que quienes quieran estudiar Derecho vean lo que concretamente se hace en un juicio. Nos parece muy bien la elección de los temas, pues nuestra Clínica ve juicios de Familia y Civil, que son fundamentales para nuestra sociedad”, comentó el académico.

La Directora de Carrera, María Lorena Rossel, expresó que esta actividad “tiene por objeto desarrollar en nuestros alumnos de primer año herramientas de expresión oral, de manera que sean capaces de participar de juicios orales o defender argumentos desde la primera etapa de formación, sumándose a otras habilidades que después incorpora la malla, como litigación oral, sobre todo en aquellos juicios que son orales, como procedimientos de Familia, Panal y Laboral”.

La académica Javiera Fernandez detalló que durante el semestre se trabajó con los alumnos el lenguaje jurídico, para comenzar a incorporarlo desde ya a través de experiencias de base para los contenidos de los próximos semestres. “Esta actividad fue el examen final de la asignatura y fue muy importante porque los estudiantes normalmente en el primer año de la carrera solo ven contenidos teóricos. Ellos pusieron en práctica lo aprendido, ejercitaron la argumentación, tuvieron la posibilidad de investigar sobre estas materias, ver las distintas etapas del proceso, ir interiorizándose de lo que es la litigación y sentirse parte de lo van a hacer a futuro siendo colaboradores de la justicia”, dijo.

Constanza Leiva y Carlos Torrealba, que participaron presencialmente de la simulación del juicio oral, evaluaron positivamente la iniciativa porque les permitió poner en práctica los conocimientos adquiridos en su primer año de estudio.

“Fue muy buena esta actividad, sobre todo porque se hace en primer año. Soy estudiante convalidante y en la universidad de donde provengo esta práctica se hace en los últimos años. Sirve mucho y motiva a seguir estudiando, a interiorizarse en el Derecho, acercándonos a la vida profesional desde el primer instante”, comentó Constanza, mientras que Carlos agregó que “es importante tener estas instancias presenciales prácticas, para ejercitar lo que estamos aprendiendo, sobre todo en un año difícil por la pandemia, pero en el que gracias a la universidad hemos podido avanzar de buena manera”.

Comparte: