Logo

Académicos y estudiantes de la Escuela de Autoría de la Facultad de Ingeniería y Negocios, en conjunto con sus pares de la Universidad Antonio Nariño de Bogotá, Colombia, realizaron una clase espejo donde los docentes de nuestra casa de estudios expusieron acerca de las normas ISO 19011 y 31000.

El encuentro virtual, que tuvo como objetivo romper las fronteras del conocimiento, contó con la participación de los docentes de UDLA Osvaldo Labbé y Daniela Alvarado, mientras que, en representación del establecimiento educativo colombiano, estuvo el ingeniero de sistemas de la Universidad Distrital de Bogotá, Hernán Arenas; y el especialista en auditoría de sistemas de información, Carlos Martínez.

“¿Por qué es clave la norma ISO 19011? Porque es la principal referencia a la hora de acometer procesos de auditoría interna en las organizaciones, así como también una guía fundamental en cualquier auditoría externa”, comenzó señalando Alvarado.

En ese sentido, la contadora pública auditora explicó que la norma tiene la potencialidad de generar mejoras en cualquier tipo de organización, ya sea productiva o de servicios. De igual modo, apuntó que está regida por siete principios claves: Integridad, Presentación imparcial, Debido cuidado profesional, Confidencialidad, Independencia, y Enfoque basado en la evidencia.

Los cinco primeros tratan sobre el fundamento de la profesionalidad, en el que se indica cómo deberían ser los auditores y el personal que administra los programas de auditoría, quienes deben realizar su trabajo de un modo ético, siendo honestos y responsables; que sus actividades sean imparciales, es decir, deben ser objetivos y sin desviarse en las actividades que se llevan a cabo. Y capaces de captar cualquier influencia que se quiera realizar sobre el juicio que se desarrolle durante el proceso de auditoría”, agregó.

Por su parte, Labbé se refirió a la norma ISO 31000. “Esta norma trata sobre identificación, evaluación y qué hacer con cada uno de los riesgos. Establece principios y guías para el diseño, implementación y mantenimiento de la gestión de riesgo. Asimismo, establece la evaluación de estos, lo que permite visualizar una serie de escenarios posibles y, en base a ellos, se logra determinar las acciones a seguir. Bajo estos parámetros, nuestra actividad es más segura”, explicó.

En tanto, Arenas, hizo referencia a las técnicas y herramientas que son utilizadas por la auditoría en el marco de las normas ISO 19011 y 31000. “Por ejemplo, en la primera etapa de levantamiento de información, conocimiento de la empresa, de aquello que se quiere auditar, se utiliza la técnica de entrevista que lleva por instrumento el cuestionario. Se utiliza también la técnica de la observación cuya herramienta son las visitas personales y presenciales”.

La clase espejo fue presentada por Viviana Puentes, Directora de la Escuela de Auditoría, quien agradeció la oportunidad señalando que, con este tipo de encuentros, se busca la internacionalización de la docencia; y Mario Mayorga, coordinador académico de la Universidad Antonio Nariño, quien deseó tener una relación permanente con UDLA: “Todo con la idea de seguir haciendo diversas actividades, compartiendo conocimiento y experiencias entre docentes y estudiantes”.

Comparte: