Logo

Esta semana la Facultad de Salud y Ciencias Sociales de Universidad de Las Américas, llevó a cabo el “Cierre del proyecto Inclusión y Constitución: encuentro con constituyentes”, proceso de diálogos ciudadanos realizados durante el año 2021 como parte del proyecto “Inclusión y nueva Constitución”.

La jornada contó con la participación de convencionales, quienes entregaron sus impresiones en torno a la entrega del documento de síntesis elaborado por la facultad, donde se resumen los principales tópicos generados en los encuentros sobre personas mayores, migración, infancia y discapacidad, protagonizados por expertos y expertas del mundo académico, estudiantes y las distintas comunidades de estas poblaciones.

Tras las palabras de inicio de la Directora de la Escuela de Psicología, Catalina Valenzuela, tomó la palabra la Directora de la Escuela de Terapia Ocupacional, Evelyn Puga, quien fue la encargada de dar a conocer las reflexiones que se desarrollaron en el encuentro con las personas mayores a partir de la idea de una nueva Constitución.

“Para levantar las opiniones no solo hicimos un espacio de reflexión en un encuentro, sino que también levantamos información de centros de práctica donde estudiantes pudieron trabajar una serie de preguntas con las personas mayores. En ese proceso, se pide el reconocimiento de esta población como seres autónomos, ellos piensan que son invisibilizados, poco escuchados y desechados por la sociedad. También hablan mucho de los derechos humanos, del acceso y promoción a la salud y tener instancias para ser escuchados y tomados en cuenta”, explicó.

Ante ese análisis, Carolina Videla, constituyente por el Distrito 1, cree que “una nueva Constitución tiene que tener un enfoque de derechos humanos (…) El trabajo que ha realizado UDLA está tremendamente en concordancia con todo lo que yo he hablado con los adultos mayores en el territorio. Como Constitución, tenemos un compromiso para llevar adelante estas voces y que queden plasmadas en normas constitucionales que sean respetadas en el futuro”.

Por su parte, Marco Barraza, constituyente por el Distrito 3, agregó que “la Constitución debiese, explícitamente, establecer que la operacionalización concreta de este sistema de derechos humanos sea a partir del reconocimiento de los ciclos de vida de las personas. Para que las personas puedan ejercer su autonomía, deben tener una base de derechos que les permita elegir y eso es lo que está impedido hoy en Chile. Las personas mayores están privadas de un sistema de cuidados integrales o un modelo de educación continua”.

La migración, también fue otro de los temas abordados en la jornada. A partir de una serie de encuentros, Paula Leiva, Directora de la Escuela de Trabajo Social, explicó que “se anhela asegurar el servicio en distintos ámbitos como salud, educación, vivienda y participación. También hablan de la transversalidad de la formación en interculturalidad y la posibilidad de contar con facilitadores y monitores que ayuden en los distintos dispositivos de atención”.

Sobre esa temática, Bessy Gallardo, constituyente por el Distrito 8, comentó que “en lo personal no creo que haya gente ilegal porque migrar es un derecho humano y la ley es para los habitantes de la República. La Constitución no solamente debe ser para los chilenos y chilenas, sino para todo quien tenga ánimo de habitar en el país. Nosotros debemos tener una política de fronteras abiertas, ordenada claramente, pero donde cualquier hijo de vecino pueda entrar a Chile”.

Comparte: