Logo

A partir de la Encuesta Casen, que reveló que en nuestro país la pobreza alcanzó al 10,8 % de la población, volviendo a 2 dígitos igual que a mediados de la década anterior y afectando a 2,1 millones de personas en el año 2020, la Rectora Pilar Romaguera escribió una columna de opinión en el sitio web de la Radio Bío-Bío sobre participación de la mujer en el mundo laboral.

En el texto, la máxima autoridad de UDLA explica que “el desempleo y el retiro de la mujer del mercado laboral no pueden transformarse en tendencia, puesto que la plena integración de la mujer al trabajo es la manera más efectiva de combatir la pobreza. A este respecto, el director de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Banco Mundial para Latinoamérica y El Caribe, señala que “recuperarse de la crisis requiere de oportunidades para que todos los individuos, especialmente las mujeres, accedan a oportunidades económicas. Para alcanzar este objetivo, se debe poner mayor énfasis en la igualdad de género y la eliminación de los obstáculos que afectan de forma desproporcionada a las mujeres””.

Para favorecer la recuperación del empleo femenino, Romaguera manifestó que esta se debe realizar con un enfoque de género: “Debe entenderse como un desafío integral que, por una parte, involucre a empleadores de fuerza laboral femenina y masculina y al Estado en el apoyo a los padres y madres de familias con hijos, y al conjunto de la sociedad en el respeto y promoción de reglas de convivencia que la faciliten. Esto último implica que estas reglas de convivencia incentiven a ambos padres, vivan o no con sus hijos, a contribuir de igual forma a su cuidado y bienestar, y sancionen prácticas de no-corresponsabilidad, como las de padres que no cumplen con su obligación mínima de pagar pensiones alimenticias”.

Para leer el documento completo, pincha aquí.

Comparte: