Logo

En la previa de la primera Feria Laboral CUP, organizada por la Corporación de Universidades Privadas (CUP) y en la que participan UDLA y diez casas de estudios a nivel nacional, se llevaron a cabo los últimos talleres laborales, los que tienen como finalidad entregar una mirada integral del desarrollo profesional y ofrecer un kit de herramientas para la empleabilidad.

El taller realizado el 14 de julio, de forma remota, llevó el nombre de “Networking Efectivo” y tuvo como objetivo desarrollar habilidades para la gestión estratégica de redes personales de colaboración laboral, como mecanismo de acceso y mantenimiento en el mundo del trabajo.

El expositor Pablo Barahona, director de Línea de Evaluación, comenzó la jornada realizando un análisis del escenario laboral actual que existe en Chile, donde agregó que “post pandemia lo más probable es que el teletrabajo continué y no necesariamente se realice desde la casa. Otra de las cosas que resaltará será el pluriempleo, el cual significa prestar servicios profesionales a más de un empleador. Muchos ejecutivos están empezando a emprender, mientras están dirigiendo áreas, por ejemplo”.

Sobre el networking efectivo, Barahona apuntó que se requiere identificar la marca personal, las habilidades y competencias que tiene la persona: “Una clave importante es que seamos proactivos en función de comunicar cuáles son las competencias que tenemos.  Si tus redes directas no saben en lo que estás y no lo comunicas, difícilmente van a poder promocionar tu inserción laboral. Es importante también estar en red, conocer los temas que se están hablando, saber qué están haciendo los profesionales de tu área, etc”.

El último taller, realizado el pasado 21 de julio, fue liderado por Diego Arana, socio de la Organización Humana Consultores y estuvo enfocado en el desarrollo de la marca personal. Este taller se ideó con el objetivo de desarrollar habilidades vinculadas a la identificación de las motivaciones individuales para el ejercicio profesional de los asistentes e identificar el propósito personal para generar el sello propio del quehacer laboral.

Al momento de enfrentarnos a la vida laboral, debemos hacer una búsqueda consiente, activa, no pasiva, que supone un protagonista de parte del profesional. Es algo meditado y reflexionado, no estamos improvisando; es un estado donde uno tiene que ser personaje principal”, explicó.

En esa misma línea agregó que “es importante que en la búsqueda activa nosotros seamos los que decidamos cómo queremos que sea nuestra inserción en el mundo profesional, no es el mercado. Las personas deben tener claro qué quieren, puesto que les permitirá saber dónde buscar y cómo deben hacerlo”.

 

Comparte: