Logo

Debido a los cambios de las condiciones sanitarias entregadas por el Ministerio de Salud, esta semana la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía de Universidad de Las Américas regresó a dictar talleres de forma presencial en sus tres sedes.

En la Sede Concepción, la presencialidad en la Escuela de Medicina Veterinaria se inició con los talleres de Patología Quirúrgica para los estudiantes de quinto año. Posteriormente y respetando todos los aforos, se comenzó a dictar clases para los talleres de Semiología, Reproducción, Anatomía Comparada e Introducción a la Medicina Veterinaria, para los estudiantes de cuarto, tercer, segundo y primer año, respectivamente. Para este último grupo, la instancia presencial fue particularmente especial, puesto que era la primera vez que se acercaban a la Universidad y conocían a sus profesores y compañeros.

Los talleres presenciales han contribuido de manera satisfactoria a nuestra formación, ya que nos han permitido relacionar la materia con lo práctico. Además, esta instancia nos da la oportunidad de relacionarnos con la manipulación de insumos y equipos, el uso de fonendoscopio y otros. Finalmente, hemos podido conocer a algunos profesores que solo los habíamos visto de forma online, lo que favorece un ambiente muy grato con nuestros compañeros”, manifestó la estudiante Carola Vera.

Por su parte, la Sede Viña del Mar, tal como explica el Director de Carrera de Medicina Veterinaria, Francisco Arias, han realizado talleres en el centro veterinario del Campus Los Castaños, así como en las instalaciones para animales mayores. “Estamos muy contentos de poder volver a realizar clases presenciales en asignaturas específicas en la carrera; hemos visto cómo los alumnos han recibido estas clases con mucha alegría y entusiasmo”, explicó.

Escuela de Agronomía y el trabajo en la Estación Experimental Los Nogales

Con respecto a la Escuela de Agronomía, los talleres que se han comenzado a trabajar de forma presencial corresponden a las asignaturas de Taller de Producción Agrícola y Producción Frutal Caduca.

Uno de los grupos que ha estado trabajando en la Estación Experimental Los Nogales, en Talagante, ha estado conformado por estudiantes de primer año de la carrera de Agronomía y la carrera de Técnico NS en Agroviticultura y Enología. En su llegada al recinto, se les enseñó las medidas de seguridad para trabajar en terreno, realizaron ensayos de siembra y aplicaron distintas dosis de fertilizantes y bioestimulantes, y trasplantes de hortalizas (lechugas y brócol).

A su vez, cada grupo aprendió sobre la instalación de cintas de riego y sus funcionamientos, con el objetivo de las próximas semanas visitar el lugar y tomar mediciones del crecimiento de cada una de las especies en sus parcelas experimentales.

Con respecto a los estudiantes de semestres más avanzados, en la asignatura de Frutales de Hoja Caduca, los alumnos han participado de talleres de poda de duraznero y han tenido que analizar calicatas en suelos e interpretar los análisis físicos y químicos de estos en función del manejo de los árboles frutales. Además, realizaron el reconocimiento de madera frutal en los planteles madres de los diferentes árboles frutales previos a su venta directa de viveristas.

Sobre estos días de trabajo, el académico de la asignatura Taller de Producción Agrícola, Keny Nakashima, manifestó que “es muy importante retomar las actividades presenciales, ya que los estudiantes aprenden mucho más con el aprender haciendo. Con el trabajo en terreno logran dimensionar lo que significa trabajar en el campo, ser ordenados, montar un ensayo y realizar cada una de las labores in situ”.

Por su parte, la Directora de la Escuela de Agronomía, Pillar Ulloa, afirmó que “en este retorno nos encontramos con estudiantes con mucho entusiasmo, muchas ganas de trabajar, y buena disposición para realizar las actividades de forma presencial”.

Galería de Imágenes

Comparte: