Logo

Con 10 votos a favor, la Corte Suprema eligió al abogado y docente de la carrera de Periodismo de UDLA, Rodrigo Pica Flores, como nuevo ministro del Tribunal Constitucional (TC). El profesional venía trabajando desde el año pasado en el organismo cuando fue designado para completar el período del ministro Domingo Hernández, quien, en enero de 2020, cumplió la edad límite para permanecer en el cargo (75 años). 

A la hora de la votación del pleno del máximo tribunal, Pica obtuvo 10 votos; Sandra Ponce de León Salucci, 5 votos; el exdefensor Eduardo Sepúlveda Crear, 3 votos; y Alejandra Pozo Cortés, 1 voto.

“Estoy muy tranquilo. Es un desafío y una tremenda motivación poder responder a la confianza que la Corte Suprema depositó en mi capacidad profesional para un cargo de esta envergadura. Más aún si pensamos en el momento de tránsito hacia un nuevo orden constitucional que estamos viviendo”, explica Pica.

Con respecto a su anterior período, donde reemplazó a Domingo Hernández, el abogado fue sincero al sostener que “se vivieron momentos muy complicados, con trabajos de todo tipo y causas relevantes. Pero a la vez fue motivante porque tuvimos que ver cuestiones propias de la emergencia sanitaria que estamos viviendo, como por ejemplo las leyes penales para el control de la pandemia, la realización de juicios remotos y cuestiones de seguridad social como los retiros de las AFP. Ha sido un año difícil, pero muy enriquecedor”.

Otro de los temas que toca Pica antes de asumir su rol es la redacción de una nueva Constitución que regirá en Chile las próximas décadas y que comenzará a fines de esta semana: “El Tribunal Constitucional debe ser muy respetuoso con el trabajo de la Convención Constituyente. Somos órganos distintos y estoy seguro que todos los constitucionalistas vamos a estar muy atentos y pendientes de cómo se desarrollará el proceso de redacción. Nuestro rol como Tribunal es de expectación, como todos los ciudadanos”.

El trabajo realizado en el Tribunal podrá ser seguido de forma cercana por los estudiantes de la carrera de Periodismo de nuestra universidad, quienes tienen como docente a Rodrigo Pica. Sobre su labor en UDLA, el abogado afirma que “siempre es muy motivante interactuar con estudiantes de una facultad distinta a la de Derecho. Uno tiene que hacer un esfuerzo, pero la docencia interdisciplinaria es un trabajo muy enriquecedor para ambos lados. Es un gusto interactuar con los estudiantes, son muy respetuosos, agudos y están muy pendiente. Se interesan mucho por los temas jurídicos, la Contraloría, el Ministerio Público”.

Comparte: