Logo

A pocas semanas de las elecciones que se realizarán en nuestro país, la Facultad de Derecho invitó a la comunidad a participar del Webinar «Gobernanza y participación ciudadana», espacio de reflexión sobre el proceso constituyente, además de una instancia de diálogo y conversación en torno al histórico momento que vive Chile.

En la ocasión, expuso Emilio Garrote, abogado de la Universidad de Atacama, Magíster en Derecho Público y Doctor en Derecho de la Universidad de Los Andes, Postdoctorado de la Universidad Santiago de Compostela, España y profesor asistente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Atacama.

Para nadie es un secreto que la democracia representativa, no solamente la chilena, está en crisis. Hay una desconfianza de parte de los ciudadanos hacia la clase gobernante en general. Mi propuesta apunta a que a través de la gobernanza y la participación ciudadana podemos avanzar y salir de esa crisis”, comenzó analizando Garrote.

En esa línea, el abogado manifestó que “la democracia participativa se basa en participación, pero es una participación política; es decir, que existe la posibilidad de que el ciudadano se sienta utilizado en los momentos de elecciones. En cambio, la gobernanza y la participación ciudadana rompe con el paradigma de la verticalidad y se comienza a hablar de un plano horizontal entre gobernantes y gobernados. Ambos personajes participan conjuntamente, de manera colaborativa y corresponsable en la gestión de asuntos públicos”.

Sobre la participación ciudadana, Garrote apuntó que “este concepto genera que el ciudadano no solamente sea escuchado, sino que también sea considerado; que su opinión sea vinculante en varios debates. La participación ciudadana permite legitimar el ejercicio del poder, la autoridad va a estar legitimada porque no va a decidir entre cuatro paredes, sino que vamos a tomar decisiones de manera conjunta y colaborativa”.

“La participación ciudadana en estos momentos es un slogan, es poco práctica y vinculante, no es real. En el último tiempo nos hemos dado cuenta que existe un alto interés de parte de los ciudadanos en participar políticamente de forma activa, porque entienden que los problemas de sociedad que tenemos podrían ser solucionados desde abajo y no necesariamente desde arriba”, agregó.

Para finalizar, el abogado analizó desde la parte legal la gobernanza y la participación ciudadana: “Nosotros tenemos una serie de normativas que nos avalan en materia de participación, pero dónde está el problema… la poca vinculación. Falta que sea una obligación para las autoridades escuchar y acatar lo que los ciudadanos les plantean. Yo me imagino una nueva Constitución que avance hacia una gobernanza descentralizada, con participación ciudadana”.

Comparte: