Logo

Como una de las actividades iniciales de este año académico, la Facultad de Educación convocó a la comunidad estudiantil, egresados y profesionales del área, a ser parte de la inauguración del “Proyecto Escuela Abierta”.

Esta iniciativa, que busca ser un aporte a la labor docente en los centros de práctica, materializa el compromiso de la Facultad por la mejora del sistema escolar, poniendo al servicio de los profesionales de la educación un conjunto de materiales, documentos, charlas, webinars y recursos diseñados por nuestros profesores, estudiantes y colaboradores nacionales y extranjeros.

El inicio de la jornada estuvo a cargo de la Decana de la Facultad, Ana Henríquez, quien manifestó que “en los últimos años hemos enfocado nuestros espacios de diálogo y perfeccionamiento a atender las demandas y propuestas que emanan del profesorado con el que nos vinculamos. Esta etapa de pandemia y virtualidad nos ha permitido derribar fronteras geográficas y ponernos a disposición de las comunidades educativas de todo país”.

El encargado de liderar la charla magistral fue Isaías Sharon, psicólogo organizacional, Magíster en Desarrollo Organizacional y Gestión Estratégica de Personas de la Universidad Diego Portales, Master Coach Internacional, fundador de Smart Coach Internacional Academy y co-autor del Modelo de Coaching Integrativo.

“Pretender ser más efectivos, ya sea en la enseñanza o en el aprendizaje cuando estamos en un estado emocional que no nos brinda tranquilidad, es muy complejo (…) Estamos más calificados como población en temas técnicos, pero eso no ha reducido las brechas en nuestras habilidades socioemocionales porque no las hemos atendido de la forma en que corresponde”, comenzó explicado el profesional.

Sharon siguió su ponencia afirmando que “uno de los desafíos que tiene el área educativa es llevar la educación emocional a la formación docente: no podemos dar aquello que no tenemos. Si a mí me cuesta ser empática o ando con un nivel de ansiedad que no he podido manejar y lo vuelco a mi trabajo cotidiano, existe un problema importante”.

La priorización curricular también fue un tema a analizar durante la jornada académica. Para Sharon, “estamos priorizando, otra vez, el cumplir el contenido y nos estamos olvidando que en cada estudiante tenemos un ser humano que le están pasando un sinnúmero de cosas; que el papá o la mamá quedó sin trabajo, que su vida cotidiana se ha visto modificada, que no puede compartir con sus pares. El foco en el aprendizaje, más que en el contenido, se vuelve aún más relevante”.

Sobre la inteligencia emocional, Sharon la describió como “la capacidad de hacer trabajar en conjunto nuestras capacidades racionales con nuestro celebro emocional. La idea es que trabajen de la mano con el objetivo lograr un objetivo”.

Con respecto a las áreas de la inteligencia emocional, el expositor se refirió a dos grandes bloques: “La primera tiene que ver con las habilidades intrapersonales y la segunda con la interpersonales. Con respecto a la intrapersonal, nos referimos a los procesos de autoconciencia emocional y la autogestión de las cosas que nos pasan; mientras que las interpersonales, hace referencia a la conciencia y la gestión de las emociones de otras personas”.

Comparte: