Desde su creación, la Escuela de Auditoría tiene como objetivo “formar un profesional con experticia en Contabilidad, Auditoría y Control de Gestión y con especialización en tributación e informática. Todo ello con el fin de contribuir a ser un real aporte a las necesidades de la sociedad tanto en el ámbito público como privado, en una perspectiva de excelencia y mejoramiento continuo, considerando un entorno globalizado y cambiante”.

Durante el estallido social y el 2020, donde Chile se enfrentó a la pandemia a raíz del Covid-19, la Escuela se ha enfocado en un trabajo comunitario donde los estudiantes han sido protagonistas, puesto que a través de sus conocimientos han apoyado a la comunidad en distintos procedimientos.

La Directora de la Escuela, Viviana Puentes, explica cómo han sido estos meses de trabajo.

¿Cómo ha trabajado la Vinculación con el Medio la Escuela durante estos últimos años? ¿Qué relevancia le dan a esta área?

Nosotros hace varios años definimos que la Escuela tendría un compromiso real con la comunidad, los cuales van muy ligados con los valores institucionales que tiene la Universidad. El contador auditor tiene mucho que aportar y nosotros, desde la academia, hemos fomentado al cien por ciento ese vínculo a través de diversos canales.

¿Qué iniciativas han liderado como Escuela?

Los estudiantes, más docentes y ayudantes, han trabajado por ejemplo con la Municipalidad de Santiago y con los Centros de Negocio de Sercotec de las comunas de Estación Central y Maipú. También tenemos un convenio firmado con el Servicio de Impuestos Internos y la Cámara Nacional de Comercio que nos ha permitido vincularnos con distintos agentes comunitarios donde hemos podido implementar nuestras acciones.

Durante la época de estallido social, por ejemplo, estuvimos apoyando a las Pymes en la traducción de los beneficios que entregaba el Servicio de Impuestos Internos y la Tesorería de la República, quienes destinaron muchas iniciativas entorno al apoyo pyme. El problema es que las personas no entienden el lenguaje porque en Chile falta educación de impuesto, por lo que nosotros éramos el nexo que les permitía entender los trámites y finalmente optar a los beneficios.

Entre todas las iniciativas que realizamos el 2019 y 2020, el cual estuvo mediado por la crisis sanitaria, atendimos a mil101 personas.

¿Cómo han valorado los estudiantes ser parte de estas instancias?

Ser parte de estas actividades es un plus, un valor agregado y los estudiantes lo han valorado mucho, especialmente porque logran una conexión con las personas y además ponen en acción todas las herramientas adquiridas en clases. Por ejemplo, los alumnos que participaron en Operación Renta a través del SII, aplicaron los conocimientos de aula relacionados con el área contable tributaria.

Por su parte, los ramos de control y gestión y auditoría, los hemos podido implementar al cien por ciento a través de la Clínica Contable Tributaria que recibió casos que nos derivaron la Cámara Nacional de Comercio y los Centros de Negocio de Maipú y Estación Central.

Muchos de los estudiantes nos han retroalimentado afirmando que han encontrado su vocación en la parte comunitaria. Todos han valorado mucho la experiencia de trabajar con casos reales porque la complejidad de la realidad nunca la va a dar un ejercicio o portafolio de laboratorio.

En septiembre del 2018, UDLA firmó un convenio con el Servicio de Impuesto de Internos. Una de las actividades hito de esta relación es el apoyo que entrega nuestra institución para la Operación Renta. ¿Cómo analizan esta relación?

Ha sido muy satisfactorio y ha dado muchos frutos. En el 2019, 36 estudiantes de Auditoría estuvieron trabajando en del Campus Providencia y atendieron a un total de mil 054 contribuyentes. El 2020 íbamos a tener un proceso parecido, pero ocurrió la crisis sanitaria y no pudimos atender.

Este año estamos coordinando el apoyo y vamos a asistir a todos los contribuyentes a través de las plataformas que el SII tiene disponible para la Operación Renta. Nuestros alumnos van a estar en un aula específica, con conexión directa donde las personas podrán ir pasando virtualmente a atenderse con los estudiantes. Estamos muy contentos y expectantes, porque será una experiencia totalmente nueva para todos.

El SII cuenta con nuestro apoyo absoluto. Esta semana llevamos a cabo, en conjunto, el Seminario “Operación Renta AT 2021” donde participaron 600 personas y eso es parte de la confianza que ellos nos entregan y tienen. Los seminarios que organizamos buscan democratizar el conocimiento tributario, difundirlo, que todos tengan acceso a él. Junto al SII tenemos actividades planificadas para marzo, abril y mayo.

«Mientras cursaba tercer y cuarto año de Auditoría, el ahora egresado, Nelson Urzúa, participó activamente de las instancias desarrolladas por la Escuela para vincularse con la comunidad. “En los últimos años se ha logrado sacar la carrera a la calle y eso como estudiantes nos gustó mucho”, señala.

Sobre la acogida de las personas a esta iniciativa, Urzúa afirma que “fue muy buena especialmente porque trabajamos en problemáticas relevantes. En el caso de la Operación Renta que hicimos con el SII, la comunidad agradeció mucho el apoyo que le dimos para confeccionar sus declaraciones, dado que reformas tributarias que se han desarrollado en el último tiempo han complejizado más el proceso”.

Con respecto al asesoramiento a las Pymes, el profesional sostiene que “también agradecieron demasiado porque los ayudamos en el cumplimiento tributario y cómo llevar sus finanzas. Para nosotros como estudiantes fue un aprendizaje el conocer y saber cómo está constituido el mercado nacional”.

Comparte: