El proyecto “Esencia de mujer” liderado por el egresado de la Escuela de Kinesiología del Campus Maipú, Ismael Canales, y la Junta de Vecinos Arturo Prat, se adjudicó el seis por ciento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (F.N.D.R.) año 2020, que entrega el Gobierno Regional para la realización de los proyectos sociales de las organizaciones de la comuna de Maipú.  

¿Cómo parte la idea de postular al Fondo?

Siempre me ha interesado organizar proyectos comunitarios y por lo mismo cree mi Pyme “Centro de Rehabilitación Comunitaria Ciudad Satélite” donde hemos liderado bastantes trabajos con el territorio. Desde 2016 que con mi equipo de trabajo estamos postulando a fondos concursables y este es el tercero que nos ganamos como organización, por lo que estamos muy contentos. El proyecto “Esencia de mujer”, donde trabajaré junto a mi compañera Natalia Valenzuela, se basa específicamente en la rehabilitación de piso pélvico en mujeres.

¿Cómo va a beneficiar este fondo a la comunidad y a ustedes como organización?

La adjudicación de este fondo beneficia a muchas personas. Primero, es una intervención que generará un impacto en la gente debido a que este tipo de rehabilitación es una necesidad tremenda en la comunidad femenina, en la cual necesitamos generar prevención y promoción de la salud. Por otra parte, nos favorecerá a nosotros porque nos entregará un financiamiento para el equipo, nos permitirá comprar insumos para realizar nuestro trabajo con materiales de buena calidad y también nos dará la chance de llevar a cabo una investigación a partir de los datos obtenidos.

¿Por qué crees que la temática del piso pélvico en las mujeres aún no se trabaja masivamente en la salud pública?

Porque aún es un tema tabú. En el área de prevención y promoción de la salud falta que la educación se enfoque más en la parte práctica y en las necesidades de las personas. Por ejemplo, muchos profesionales, y el mismo sistema de salud, no priorizan a las dueñas de casas o mujeres sobre los 40 años que tienen problemas con la incontinencia urinaria o problemas al momento de tener relaciones sexuales; a eso hay que sumarle que en el área de la kinesiología no existen muchos especialistas que se dediquen a la rehabilitación del piso pélvico en general o de pre o post parto.

Este tipo de proyectos comunitarios buscan acercar estas terapias a personas que no tienen las posibilidades monetarias de acceder a programas de salud de calidad. Queremos transformar esta temática en algo cotidiano, que no sea tabú para nadie.

¿Cómo te ayudó la formación comunitaria que tiene UDLA en tu carrera como profesional?

La Universidad me entregó muchas herramientas con respecto a la intervención comunitaria, las cuales me han permitido generar un impacto muy positivo en el territorio. Hasta el momento he tenido muy buenas experiencias laborales, las cuales han sido evidentemente gracias a la formación que tuve en UDLA y también a mi emprendimiento y a las ganas constantes que tengo de aprender.

Galería de Imágenes

Comparte: