Sebastián Sichel expone en UDLA sobre emprendimiento innovador como factor de desarrollo social y económico

Publicado el 17 de noviembre de 2020

El encuentro virtual abordo la visión de desarrollo de Chile desde con foco en el fortalecimiento del emprendimiento innovador como motor clave para el desarrollo de nuestro país.

Universidad de Las Américas realizó el seminario “Emprendimiento Innovador como factor de desarrollo social y económico”, encuentro que contó con la participación de Sebastián Sichel, actual presidente de Banco Estado, exministro de Desarrollo Social y exvicepresidente ejecutivo de la Corfo.

El seminario se inició con unas palabras de bienvenida de Paz Hormazábal, Vicerrectora de la Sede Concepción de UDLA, quien destacó la importancia que tiene para la Universidad poder generar instancias de debate en torno al emprendimiento. “Sabemos que este factor es fundamental al momento de provocar impactos positivos en la ciudadanía y también en nuestra economía”, señaló la experta.

Sebastián Sichel, comenzó su presentación indicando que en los últimos años Chile ha experimentado cuatro procesos claves que han influenciado su modelo de desarrollo: “Primero el cambio demográfico, potenciado con un fenómeno de migración importante; luego sigue el cambio tecnológico, la forma en que comercializamos y vendemos la información; posteriormente el cambio climático, donde incorporamos la importancia de generar una producción sostenible con el medio ambiente, y finalmente el cambio social, donde nos enfrentamos a una ciudadanía que demanda ser partícipe de los procesos que vive el país y exige transformaciones rápidas”.

El experto comentó que el emprendimiento debe ser mirado desde una nueva perspectiva, donde se incorporen todos los elementos mencionados con anterioridad. “La tragedia por la que pasan los emprendimientos habitualmente, se debe a que no hay una verdadera apuesta a los beneficios de la diversificación productiva y de la cadena de valor que estos generan. Bajo este contexto, como país debemos mejorar nuestra política de fomento tanto pública como privada e incrementar la colaboración de ambos con el propósito de que aquellos que emprenden puedan verdaderamente confiar en sus emprendimientos y dejar de velar o apostar por ellos solo ‘por amor a la empresa’”.

Y agregó que “tenemos que tener la capacidad de observar los fenómenos de innovación como una manera diferente de conseguir las cosas y de obtener mejores resultados, sobre todo avanzando desde los territorios e integrando cada una de sus ideas y propuestas. Hay que avanzar en lo que se denomina como cultura del emprendimiento y visualizarla como pilar del desarrollo económico nacional. Hasta el momento hemos caído en una suerte de mediocridad por no saber resolver o enfrentar los desafíos de manera distinta y no debemos olvidar que la innovación acompañada del emprendimiento implica utilizar un estilo distinto para ‘llegar a puerto’ y conseguir nuestros propósitos, pero en ningún momento implica que no estemos trabajando por cumplir y alcanzar los objetivos trazados”.

 

Comparte: