Estudiantes de Kinesiología, Enfermería y Medicina Veterinaria retornan a clases presenciales y voluntarias en Sede Concepción

Publicado el 18 de noviembre de 2020

En grupos reducidos y respetando todas las medidas sanitarias dispuestas por la autoridad, estudiantes de la Sede Concepción de UDLA volvieron a clases presenciales y voluntarias para cursar asignaturas prácticas.

Las carreras de Kinesiología, Enfermería y Medicina Veterinaria han podido retornar a la presencialidad de manera paulatina y en una modalidad híbrida que permite, también, acceder a las clases de manera online, dando la opción a los alumnos de asistir físicamente o vía zoom.

La primera carrera en iniciar estas acciones fue Medicina Veterinaria con la asignatura Clínica de Animales Menores cursada por estudiantes de quinto año, la cual se imparte en la Estación Experimental de nuestra casa de estudios.

El director de la unidad académica, José Merino, comentó que, con estricto protocolo de seguridad, los días 4 y 5 de noviembre, estudiantes, acompañados por un docente, efectuaron atenciones clínicas a cinco caninos y siete felinos, bajo una metodología que garantizó la participación de todos los alumnos por medio de la Telemedicina, es decir, quienes estaban en sus hogares pudieron participar activamente en el desarrollo de la consulta médica guiando el proceso.

El retomar la presencialidad paulatinamente con flexibilidad y todas las medidas sanitarias, contribuirá sustantivamente al proceso enseñanza-aprendizaje y al relacionamiento con las comunidades, además, de renovar fuerzas y entusiasmo tan necesarios estos días” agregó el profesional.

En tanto, Kinesiología dio inicio a actividades académicas presenciales para sus estudiantes de cuarto año que cursan la asignatura Intervención Kinésica Músculo-Esquelética e Intervención Kinésica Respiratoria I, con un aforo de 15 alumnos por sección. Cada módulo tuvo una duración de 45 minutos con un recreo de 20 minutos para el aseo de los laboratorios.

El Director de la Carrera, Samuel Gutiérrez, explicó que como norma sanitaria se mantiene el distanciamiento en sala y el ingreso y salida al lugar se realiza por lugares diferentes. Las actividades son demostrativas, tanto para salvaguardar el distanciamiento, como para mantener la homogeneidad de la enseñanza de quienes no pueden asistir y ven la clase desde sus casas.

En el caso de la carrera de Enfermería, las actividades estuvieron dirigidas para estudiantes primer año con un aforo máximo de 10 personas en sala, quienes fueron orientados sobre el protocolo de seguridad para el acceso a laboratorios. “Los estudiantes recepcionaron muy bien las indicaciones que les dimos para el desplazamiento, uso de lockers y elementos de protección personal, les generó tranquilidad. Percibimos que estas medidas han generado un proceso de sensibilización para la comunidad universitaria, pues se valora la preocupación de la institución y de todas sus unidades de servicios que han estado presente en esta etapa”, manifestó la directora de la Carrera, Carolina Uribe.

Cabe señalar que el número de alumnos permitidos depende del aforo asignado a cada sala; de esta forma, los estudiantes han podido reencontrarse con sus profesores y compañeros de manera segura en grupos que van de diez a quince personas.

Comparte: