Logo

La Escuela de Terapia Ocupacional ha sido uno de los equipos que ha adaptado sus experiencias prácticas al formato virtual debido a la imposibilidad de asistir a los laboratorios en los campus por la crisis sanitaria que vive el país.

Durante el primer semestre, los estudiantes de tercer año que están cursando la asignatura órtesis y adaptaciones TOC505, revisaron solamente el contenido teórico, dejando pendiente la parte práctica. Una vez que el Ministerio de Salud permitió el desconfinamiento de varias comunas, los estudiantes de la carrera han ido retomando de forma paulatina los talleres presenciales.

“Nos contactamos con los estudiantes y muchos contestaron que podían venir a los campus porque sus comunas se encontraban desconfinadas, pero había otros que aún estaban con restricciones de movimiento o que tenían a familiares con problemas de salud, por lo que se restaban de las actividades presenciales. Ante ese escenario, realizamos todas las gestiones para enviar a la casa de los estudiantes los materiales para la realización de las órtesis y adaptaciones, además les enviamos las orientaciones en seguridad para el desarrollo de esta actividad en el hogar”, sostuvo el Director de la Carrera de Terapia Ocupacional, Rodrigo Burgos.

Los cerca de 20 estudiantes que decidieron seguir con la modalidad online recibieron en sus hogares un kit que en su interior contaba con los materiales necesarios como termoplástico, lijas, tijeras, velcro y alpha strap . Además de un Manual de Confección de Órtesis creado entre la Dirección de Escuela y los docentes de la asginatura en el cual se incorpora el paso a paso de la realización de las órtesis y recomendaciones para prevenir riegos con base al manual de la ACHS.

“Inicialmente había un dejo de resistencia de parte de los estudiantes, porque creían que no iban a aprender tanto, pero con un trabajo minucioso de parte de las docentes Macarena Zambra y Macarena Gálvez, los estudiantes han cambiado de parecer y hoy están muy contentos con los resultados y lo que han aprendido en el desarrollo de las clases. Además, hacer las órtesis desde sus hogares ha tenido un doble impacto, porque han aprendido a hacer estos dispositivos terapéuticos sin los materiales y herramientas técnicas como los que tenemos en los laboratorios, en este sentido, se abre la posibilidad de desarrollar sus propios diseños y desde ahí, ofrecer servicios a la comunidad. Es una ganancia en términos de aprendizaje, pues no siempre las instituciones públicas de salud cuentan con todos los insumos que proveemos en los laboratorios de ortesis y que si hubiesen trabajado siempre en nuestros talleres quizás no lo hubiesen adquirido”, agregó Burgos.

Valentina González, de tercer año de la carrera, es una de las estudiantes que está cursando actualmente la asignatura vía online: “Trabajar este ramo a distancia igual nos da un conocimiento especial al momento de confeccionar las órtesis porque nos permite construirlas de una forma más casera, con elementos que uno tiene al interior de la casa, y no con instrumentos específicos que tenemos en los laboratorios del Campus como por ejemplo las máquinas para cortar o calentar el agua”.

Con respecto al apoyo del equipo docente, González se mostró agradecida afirmando que “mi profesora estaba con su cámara prendida e iba moldeando la órtesis junto a nosotros. Cuando teníamos duda detenía la clase, nos ayudaba y nos daba indicaciones a cada uno. Encuentro que el acompañamiento fue muy bueno”.

Comparte: