Uno de los elementos que destaca a los estudiantes y egresados de la carrera de Gastronomía y Negocios Gastronómicos de UDLA es que durante toda la carrera no solo cuentan con prácticas en nuestros talleres y restaurante, sino que también poseen un manejo avanzado de equipamientos tecnológicos de última generación, además de sistemas y herramientas digitales, de los softwares más usados actualmente en el mercado.

Con el objetivo de no perder este trabajo y entendiendo el escenario de pandemia que vive nuestro país y la imposibilidad de asistir de forma presencial a nuestros laboratorios, las autoridades de la carrera lideraron la entrega de cajas con materia primera para que los estudiantes pudieran cocinar y seguir con los programas de trabajo desde sus hogares.

Si bien la logística fue complicada porque la entrega de los materiales tenía que tener todos los protocolos sanitarios, la idea resultó bastante positiva porque los estudiantes pudieron practicar en vivo y en directo todo lo que aprendían en las clases online. En este escenario, las familias tuvieron un rol fundamental porque motivaban, apoyaban y esperaban con ansias las preparaciones que realizaban los estudiantes en sus casas”, afirmó la académica de la Escuela de Gastronomía, Carolina Erazo.

Una de las estudiantes que recibió los materiales para hacer las clases a distancia fue Polet Ludueña. “Estaba pasando la cuarentena en Curicó y cuando nos comentaron la idea de las cajas pensé que no me llegaría por temas de distancia, pero me sorprendí porque me llegó todo en perfectas condiciones; en ese sentido creo que la Universidad fue muy responsable con nuestra educación. Obviamente no es lo mismo que estar en los talleres, pero las profesoras se organizaron muy bien para que pudiéramos aprender a cocinar a distancia. Nuestras familias también fueron un apoyo importante en este proceso, porque era importante por ejemplo que no ingresaran a la cocina mientras nosotros estábamos en clases cocinando”, afirmó la estudiante.

Con el inicio del segundo semestre y el desconfinamiento de varias comunas, los estudiantes de la carrera han ido retomando de forma paulatina los talleres presenciales.  La académica Erazo afirmó que “la prioridad era volver con los estudiantes de primer año porque si bien tenían la teoría, necesitaban la práctica; nunca habían tomado un cuchillo o una herramienta, por lo que estamos haciendo un trabajo intensivo y bien personalizado en este momento. Siempre pensamos que gastronomía tenía que ser 100 por ciento presencial y la verdad en este tiempo nos dimos cuenta que efectivamente se puede realizar esta combinación con lo online. Funciona perfectamente y los estudiantes están muy entusiasmados”.

Sobre este punto, Polet Ludueña manifestó que “adecuarse a las clases online tuvo su proceso y en lo personal tuve que poner mucho esfuerzo para rendir, pero siento que voy bien y que estoy haciendo todo para cumplir con las expectativas que tienen los profesores de nosotros (…) La mayoría pensó que por la crisis sanitaria no íbamos a volver a los talleres prácticos este año, por lo que fue muy importante que la Universidad tomara las medidas y los protocolos sanitarios para que esto fuese posible”.

Comparte: