UDLA se incorpora a la Red Iberoamericana de Conocimiento Pleokinetic: “Ampliará las posibilidades de intercambio de capital humano avanzado en investigación”

Publicado el 16 de octubre de 2020

Durante este mes, se oficializó la incorporación de Universidad de Las Américas a la Red Iberoamericana de Conocimiento Pleokinetic, red temática que asocia grupos de investigación de diferentes países de Europa y Latinoamérica, tanto de entidades públicas como privadas, con propósito de poner en valor y difundir los avances científicos en el estudio de la fuerza muscular relacionada con la salud y el rendimiento deportivo.


Su objetivo general es aplicar las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para favorecer la relación y comunicación entre organismos iberoamericanos, cuyo interés esté centrado en desarrollo de la fuerza muscular para la mejora de la salud y el rendimiento deportivo en diferentes ámbitos de conocimiento y poblaciones.

Hasta la fecha se han producido jornadas de trabajo en distintos países y universidades que forman parte de Red. La primera actividad fue organizada por la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), mientras que la de este año estuvo liderada por UDLA, quien reunió en tres jornadas de trabajo a destacados expertos nacionales e internacionales para reflexionar en torno a las mejoras y avances relacionados con el área de la salud y el mundo del deporte.

Álvaro Huerta, académico investigador de la Escuela de Pedagogía en Educación Física y parte Pleokinetic, analiza la adherencia de UDLA a esta Red que se inició en el 2015 gracias a la iniciativa del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada.

¿Qué significa para UDLA ser parte de esta Red?

Uno de los aportes más grandes será la posibilidad de ampliar las posibilidades de intercambio de capital humano avanzado en investigación porque, con la incorporación a esta Red, se provocará que investigadores de nuestra casa de estudios accedan a trabajos de otras universidades que estén trabajando en la misma línea investigativa y viceversa. En este momento son seis países que tienen instituciones de educación superior adscritas a Pleokinetic: España, México, Colombia, Brasil, Uruguay y Chile. Pero a su vez, existen investigadores de otros países que forman parte de estas universidades, como, por ejemplo, una académica serbia que trabaja en la Universidad de Granada. Ser parte de esta iniciativa busca potenciar el intercambio con investigadores interuniversitarios.

Esta adherencia confirma y reconoce el buen trabajo que se está haciendo en el área de investigación de nuestra universidad.

Efectivamente. La Red está sumando algunas universidades que están trabajando en la capacidad física de la fuerza y en ese escenario vio el desarrollo que están teniendo algunos investigadores de UDLA con respecto a ese tema. Por eso tomaron la decisión de primero postularnos como una posible institución miembro y luego aceptarnos.

Nuestra sensación como grupo de investigadores es que esta incorporación aumenta las posibilidades de generación de conocimiento. Los miembros de la Red, pese a que están trabajando sobre una capacidad física puntal como es la fuerza, tocan diversas líneas como es la capacidad física en la rehabilitación, en la actividad física y salud y la orientada hacia el rendimiento físico, por lo que la posibilidad de investigación es gigante. Para nosotros, estar adscritos a Pleokinetic y tener contacto con profesionales potentes en estas áreas, nos generará más posibilidad de investigar y crear conocimiento.

La incorporación de UDLA tuvo dos caminos. Por una parte, nuestra Universidad tomó el compromiso de construir espacios físicos favorables para la investigación y además se trabajó en la incorporación de dos académicos en la Red.

Uno de los requisitos para ingresar a Pleokinétic es la creación de laboratorios estandarizados con el objetivo de que, al producir este intercambio de capital humano avanzado, los investigadores que vengan a UDLA, tengan la misma posibilidad, con los mismos instrumentos y laboratorios, que trabajan en sus universidades. Nuestra institución tomó este compromiso y esperamos que en el futuro cercano se implemente este laboratorio en las tres sedes.

Con respecto al otro tema, al ser miembro de la Red, se logra visualizar cuáles son los investigadores que empezaron a trabajar y muestran evidencia en las distintas líneas de estudios. En este caso, Guillermo Barahona y Claudio Cifuentes, docente y Director del Instituto del Deporte, respectivamente, son alumnos del programa doctoral de Biomedicina de la Universidad de Granada y ambos, aunque en líneas distintas, están trabajando, sobre la capacidad física de fuerza.

¿Cómo va a favorecer este intercambio de conocimiento en los alumnos en formación?

Por mi parte, en la Escuela de Pedagogía en Educación Física y Claudio con Guillermo en el Instituto del Deporte, estamos trabajando fuertemente para bajar estos conocimientos específicos hacia los seminarios de grado que se están desarrollando, de tal manera que los estudiantes se puedan sumar a los proyectos que actualmente estamos desarrollando como investigadores.

Los alumnos también se verán beneficiados con la creación de los laboratorios. El solo hecho de tener un lugar físico donde poder acceder y desarrollar alguna idea incipiente, va a permitir que el concepto de investigador se instale de manera más sólida en la Universidad. Estas alianzas, en el corto plazo, van a generar una retribución importante en la formación académica en los estudiantes.

Comparte: