Estudiantes de la Escuela de Medicina Veterinaria se vinculan con la comunidad a través de atenciones a distancia

Publicado el 14 de octubre de 2020

Poder servir y vincularse con las comunidades es un compromiso que la Escuela de Medicina Veterinaria no ha dejado de lado en estos tiempos de pandemia. Es por ello, que hace unas semanas, desde los centros de atención veterinaria de UDLA, se implementó las atenciones a distancia, donde los estudiantes de la carrera, al conectarse a distancia, pueden ver cómo los profesionales atienden a sus pacientes de manera presencial.

Karen Valenzuela, académica de la Facultad, señala que “este tipo de modalidad ha permitido que los estudiantes desde sus hogares puedan participar en la atención de los pacientes. Uno como académico recibe al dueño y al paciente en consulta, y a través de la cámara y pantalla involucramos a los estudiantes en la atención. Por ejemplo, todos participan en la anamnesis, que es el historial del paciente, indican sus prediagnósticos, diagnóstico, qué exámenes solicitar, indicaciones, etc«.

La profesional agrega que «si bien la atención propiamente tal la realiza el médico a cargo, los estudiantes participan de manera activa debido a que pueden interactuar con el propietario y visualizar al paciente, permitiendo en ellos, un pensamiento lógico en relación a los posibles diagnósticos con la signología clínica e historial del paciente, lo que además contribuye a la formación del criterio médico.  Es importante destacar también, que esta modalidad aporta a la práctica de una comunicación efectiva con el propietario, lo que es fundamental para un buen diagnóstico”.

En tanto, el académico y administrador de La Estación Experimental Los Nogales, ubicada en Talagante, Felipe Garrido, aseguró que “implementar esta modalidad fue una tarea sencilla, ya que reafirmamos que frente a circunstancias adversas el ser humano con creatividad logra sus objetivos para ser un aporte, en nuestro caso, hacia nuestros estudiantes y a la comunidad. Estamos muy contentos que esto esté funcionando, los dueños de mascotas están muy agradecidos con UDLA por retomar las atenciones, ha funcionado todo perfecto, los estudiantes se logran comunicar de manera sencilla desde sus hogares. De todas formas, seguiremos mejorando y buscando más soluciones tecnológicas que permitan ir avanzando durante esta crisis.

La alumna de quinto año Jennifer Molina, destacó que estas clases “han sido una buena forma de sobrellevar la situación pandemia y cumplir con los requisitos de Clínica. La telemedicina ha sido importante para tener retroalimentación por parte del paciente y aunque por supuesto no es igual que estar presencialmente, ayuda a poder ir soltando la inseguridad de enfrentarse a él. Se agradece mucho el esfuerzo que está haciendo la Universidad, la Escuela de Medicina Veterinaria para poder ayudarnos a completar nuestras horas clínicas».

 

Comparte: