UDLA imparte conversatorio sobre el escenario actual de las políticas públicas para la animación en Chile

Publicado el 1 de septiembre de 2020

Estudiantes, egresados y profesionales del área recibieron la invitación de la Carrera de Animación Digital de UDLA para ser parte del conversatorio “Políticas públicas para la animación en Chile”, el cual estuvo enfocado en cómo el sector de animación se puede desarrollar como una industria creativa y cultural en nuestro país.

La actividad, moderada por el docente Patricio Escala, contó con la exposición de Pedro Egaña, artista licenciado de la Universidad de Chile, animador profesional y profesor con 12 años de experiencia en docencia en Educación Superior. Co-fundador de la Academia de Arte Digital y actualmente consejero en el Consejo del Arte y la Industria Audiovisual (CAIA).

“Las políticas públicas tienen una razón de ser y es que los países democráticos se preocupan de lo que le pasa a la comunidad que vive en ese Estado. Estas políticas son abordadas por expertos en economía, administración e ingeniería, lo que grafica muy bien la necesidad de la creación del CAIA. Los consejeros tenemos la misión de representar a los diferentes gremios, llevar su palabra y dar recomendaciones en temas relevantes como las bases de concursos, ver el tema del patrimonio, la audiencia, etc”, manifestó Egaña.

El animador se tomó algunos minutos para profundizar el trabajo que tienen pendiente con el área patrimonial de nuestro país: “Con respecto al patrimonio, en el caso de la animación, es bastante más pobre si lo comparamos con el resto de lo audiovisual; esto se da porque tenemos una necesidad evidente por la tecnología. Como animadores poseemos una responsabilidad importante de generar esos espacios de valor (…) El patrimonio vivo también es vital para entendernos a nosotros mismos, ahí hay una labor intercultural que es necesaria que nosotros abordemos”.

Durante la conversación también se abordó el trabajo realizado por la Asociación Chilena de Animación (Animachi) y la importancia de que las comunidades estén al tanto de las políticas públicas que existen en el país.

Gracias a Animachi los avances que hemos tenido en políticas públicas han sido tan buenos y la respuesta de la comunidad lo evidencian. Dentro del escenario de transición que estamos viviendo, soy optimista del trabajo de las comunidades. Si las personas tuvieran más información respecto a los proyectos que ganan o los que se están haciendo, tendríamos más herramientas para poder determinar y tener conciencia de cuál es nuestra situación”, apuntó el expositor.

Egaña finalizó abordando la tercerización que existe en la industria actualmente: “Muchas veces la cantidad de dinero que tiene el audiovisual, aunque parezca que son muchos millones, no es suficiente y por eso mismo, la relación con la coproducción es esencial. Ojalá Chile tuviera más acuerdo de coproducción con más países sudamericanos, sería espectacular y totalmente necesaria para hacer más contenido de calidad porque la animación requiere muchos procesos de perfeccionamiento”.

Comparte: