Logo

Siguiendo con el Ciclo de Charlas sobre Cine Contemporáneo organizado por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Construcción, los estudiantes tuvieron la posibilidad de analizar junto al comunicador audiovisual Marco Díaz la película Manhattan, dirigida y protagonizada por Woody Allen, la cual obtuvo dos nominaciones a los Óscar. 

Díaz, fundador y director del Festival Internacional de Cine de Talca, comenzó su presentación afirmando que “hablar de Manhattan no es solo hablar de una película, sino que tal vez hablar de una de las ciudades más importantes desde el punto de vista urbanístico, social y económico. Woody Allen fue un cineasta que durante los años 70 fue un innovador en muchos aspectos, pero fundamentalmente se le atribuye tratar el mundo interno de los personajes. Debe ser uno de los mejores directores que mejor ha tratado la psiquis, los miedos y las construcciones internas de sus personajes”.

Tras ver algunos fragmentos de la película junto a los estudiantes y académicos de la Facultad, el expositor sostuvo que Allen “construye una visión del macro, es decir, cómo una ciudad como Manhattan se establece como un todo, como una construcción fundamental para entender una forma global de vivir. Luego, delimita el espacio cinematográfico haciéndolo cada vez más pequeño con el objetivo de llegar hasta la intimidad de esos personajes”.

Díaz agregó que “el encuadre de la película siempre permite la presencia de la ciudad. El ser humano no está solo, sino que está integrado en un proceso social o en una ciudad que inevitablemente marca a esos personajes. La presencia de la ciudad está claramente exhibida y expuesta por el espacio cinematográfico que propone Woody Allen; por eso es interesante que los estudiantes sepan que ese espacio no es gratuito. Donde yo pongo la cámara o qué plano utilizo, tendrá una significancia para el espectador y para los personajes”.

La jornada cerró con el profesional afirmando que “cuando los estudiantes a futuro construyan un edificio y trabajen con el espacio arquitectónico, lo más probable es que  la construcción de ese espacio tampoco sea gratuito. Cada uno de los elementos que se están utilizando tienen un por qué. Además de los planos medios, el director se la juega constantemente por ir mostrando cosas de la ciudad que son fundamentales del neoyorkino como el Puente de Brookly, el Central Park y mucho tráfico. Woody Allen entiende que la interacción entre el ser humano y la ciudad es constante, indivisible”.

Comparte: