UDLA desarrolla seminario “Pensiones, 10% y Reactivación Económica: ¿qué viene?”

Publicado el 27 de agosto de 2020

UDLA realizó el webinar “Pensiones, 10% y reactivación económica: ¿Qué viene?”, encuentro que reunió a importantes expertos para reflexionar acerca del acontecer económico y político que enfrenta nuestro país.

 La jornada se inició con la presentación de Tamara Agnic, ingeniera comercial de la Universidad de Santiago de Chile y Superintendenta de Pensiones entre los años 2014 y 2016. Su presentación se inició sentando como base que “Chile tiene un nivel de pensiones bajas, pero es importante aclarar que la culpa de esta situación no debe recaer completamente en las AFP, ya que es estas son un instrumento que compone el sistema de pensiones. El sistema, cuyo objetivo es proveer el sustento para las personas en su vejez, ha fracasado básicamente por un tema de conexión y de armonía entre autoridades políticas, reguladores y gobiernos de turno, entre otros factores. Acá hay una responsabilidad colectiva por no estar en sintonía, por no haber reformado a tiempo o cuando se debía, lo que ha provocado como consecuencia la nula legitimidad social de las AFP”.

Otra de las invitadas a participar del encuentro fue Claudia Sanhueza, economista de la Universidad de Chile y actual Directora del Centro de Economía y Política Social de la Universidad Mayor, quién señaló que “Chile aún no logra controlar la crisis sanitaria, lo que se observa en datos concretos como la caída del empleo en un 20% y del empleo informal en un 35%. Por lo mismo, y para provocar un cambio, es que resulta importante plantearse la posibilidad de generar una reactivación transformadora, donde se impulse el liderazgo del Estado con un Fondo COVID-19, también expandiendo la producción, inversión e innovación “verde” y ampliando el Fondo CORFO con nuevos objetivos”.

La profesional hizo hincapié en la urgencia de modificar el sistema de pensiones, tema prioritario y causante de la crisis social “claramente nuestro sistema tiene vacíos que llenar y esto es algo que viene desde hace muchos años. Aquí la clave para llevar estos vacíos está en fomentar el ahorro colectivo, aumentar el aporte y contribución del empleador a la pensión de sus colaboradores y también, en fortalecer el pilar de seguridad social”.

Por su parte, Carlos Correa, ingeniero comercial de la Universidad de Chile y Director Ejecutivo de Qualiz, aportó con una perspectiva sociológica a la discusión, explicando que “la crisis de las pensiones se ha convertido en una serie de televisión para los medios de comunicación, en donde los villanos son las AFP y los héroes son los trabajadores. Bajo este contexto, la discusión racional sobre el posible daño que se hacen las personas al retirar el 10% no tiene sentido comunicacional. Las personas evalúan según su propia perspectiva y no acorde a la racionalidad económica, y la perspectiva actual es que las pensiones del futuro serán bajas ya que el sistema no es capaz de otra cosa… por lo mismo, entre pensiones bajas y pensiones más bajas, prefiero ahora mi 10%, ya que ahora es donde tengo la necesidad de subsistir”.

Al finalizar el encuentro, Mauro Lombardi, Decano de la Facultad de Comunicaciones y Artes de UDLA, realizó una pregunta clave al grupo de expertos, apuntando a que si el retiro del 10% abrió la puerta a poder debatir sobre la posibilidad de volver a generar un nuevo retiro de los fondos.

Frente a esta interrogante, Tamara Agnic señaló que “el retiro no es una buena idea, ya que promueve ese concepto de que en el futuro ’tendremos que rascarnos con nuestras propias uñas, lo cual no es positivo. De ahí la importancia de avanzar hacia la creación de un sistema colectivo, donde entendamos que lo que le pasa a uno también le afecta al otro”.

Por su parte, Claudia Sanhueza comentó que “el retiro del 10% es una consecuencia neta de la pandemia y de la poca claridad y demora con que la autoridad política ofreció soluciones para paliar los efectos económicos que la crisis ocasionó en la población”. Asimismo, Carlos Correa señaló que “estamos en un momento histórico y propicio para generar un cambio profundo en nuestro sistema de pensiones, el cual ciertamente debe ser más solidario”.

Comparte: