Logo

Gabriel Osorio y Patricio Escala, docentes de la carrera de Animación Digital de UDLA, y creadores del corto animado ganador del Oscar «Historia de un oso», fueron invitados a participar del conversatorio “Delante de la claqueta”, organizado por el Sindicato Nacional Interempresa de Profesionales y Técnicos del Cine y Audiovisual (Sinteci).

La charla, que estuvo moderada por la directora de arte, Cecilia Toro y que también contó con la participación de Luna Vargas y Bernardita Pastén, comenzó con la discusión sobre qué es animación para los presentes. Osorio tomó la palabra para manifestar “que es una expresión artística donde lo que tú consideras animación, no necesariamente es lo mismo que piensa otra persona. Es un concepto que está en constante desarrollo. Para mí la animación significa crear universos, donde personajes habitan. Me gusta darles vida a esos individuos”.

Con respecto al aporte que realiza la animación digital a la comunidad, Patricio Escala apuntó que “lo importante está en los mensajes que entregan las piezas que hacemos. Alguna vez con Gabriel lo hablamos… qué tan importante es nuestro rol en comparación a un médico que está salvando vidas? Finalmente, lo que nosotros hacemos comunica y dentro de esa comunicación podemos plantear puntos de vista que nos permiten acercarnos como personas a la comunidad. Ahí, creo que es donde empezamos a ser parte y a cumplir un rol social relevante”.

Durante el conversatorio, ambos docentes también se dieron espacio para hablar sobre su trabajo en la dirección de arte y las dificultades que tiene este proceso. “La dirección de arte no puede ser costosa porque no tenemos los recursos. La diferenciación con el resto no viene tanto desde la técnica, sino desde el arte; creamos un mundo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver. Esa falta de recursos muchas veces nos puede dar una oportunidad de explorar, tener mayor libertad de hacer algo distinto a lo que mayoría de las personas está acostumbrado a ver”, apuntó Osorio.

Por su parte, Escala agregó que “muchas veces los equipos son pequeños, por lo tanto hay que duplicar roles. A nosotros nos pasa en reiteradas oportunidades, entonces cuenta mucho tener un especialista para cada área y así sacar una preproducción como debería ser. Esto evidentemente nos obliga a ser más creativos para encontrar una solución”.

Al final del conversatorio, los integrantes de Punkrobot, recordaron el momento en que ganaron el Oscar con «Historia de un oso» y analizaron cómo enfrentar el trabajo tras alcanzar ese logro profesional.

Un premio no cambia nada, uno va a seguir haciendo lo que lo mueve y lo que le gusta hacer. Cuando hablábamos de poder ganar un Oscar, lo veíamos como un posicionamiento de la animación latinoamericana hacia afuera; era la oportunidad para que, incluso dentro de Chile, se supiera que se hacía animación de buena calidad”, expuso Escala.

En tanto, Osorio manifestó que el premio fue una “validación social. Ya no estamos solo haciendo monitos, sino que estamos haciendo algo que tiene una relevancia. Ahora la gente entiende que en Chile estamos haciendo animación digital, mientras que antes nadie sabía lo que hacíamos. En Latinoamérica pasa lo mismo, he viajado por muchos países y en todos sienten el premio como algo que presenta a todos. No es un premio que solo representa a Chile”.

Comparte: