UDLA reúne a expertos en torno a seminario sobre espacios y oportunidades para la transformación de la Educación Física escolar a partir del COVID-19

Publicado el 2 de julio de 2020

Con el propósito de abordar la situación actual del país y adelantar los desafíos, la Facultad de Educación, junto con la Escuela de Pedagogía en Educación Física, reunieron a expertos del área en torno al webinar “COVID-19: espacios y oportunidades para la transformación de la Educación Física escolar”.

La Decana de la Facultad de Educación, Ana Henríquez, dio la bienvenida a la actividad manifestado que “en esta compleja etapa en la cual nos encontramos, la Facultad se ha propuesto generar espacios de diálogos, debates y aprendizajes sobre los temas que nos están convocando en las disciplinas que impartimos y el quehacer escolar. En esta oportunidad, la carrera de Pedagogía en Educación Física pone a disposición de la comunidad educativa una instancia donde los referentes del área se planten frente a los desafíos que conlleva el nuevo contexto mundial de pandemia”.

El primer expositor fue Alberto Moreno, licenciado en Educación Física de la Universidad de Valencia, y Doctor en Educación de la Universidad de Granada, España, quien presentó la ponencia “¿Dónde hemos estado y hacia dónde podemos transitar? Caminando desde la idiotez al optimismo trágico”.

El individualismo exacerbado, idiotez profesional como yo la llamo, no es una característica exclusiva de los profesores de Educación Física, sino que es una característica del metabolismo propio del sistema neoliberal que vivimos. Un perverso neoliberalismo del que no somos conscientes ni críticos y que tiene a los profesionales totalmente inmovilizados y mirándose solo entre ellos. Para justificar nuestra pasividad profesional hemos encontrado en el último tiempo una nueva creencia basada en la ciencia, en la construcción de papers, enfocados en mejorar nuestro estatus laboral y no en las comunidades”, apuntó Moreno.

El expositor agregó que la “crisis actual no es de la Educación Física, sino de la humanidad como especie. Desde este individualismo exacerbado, es que encontramos que las clases de Educación Física que se desarrollan actualmente son solo una reproducción de ciertos movimientos desde donde creemos estar educando”.

El segundo invitado a la jornada fue Sergio Toro, profesor de Educación Física de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Doctor en Ciencias de la Educación mención Didáctica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien comenzó mencionando que “uno de los vacíos más grandes que tiene la disciplina, es que pretendemos hacer un análisis puntual y fragmentario cuando somos un sistema como individuos y como sociedad. Debemos pensar una Educación Física como un elemento dentro de un sistema”.

Al igual que Moreno, Sergio Toro, afirmó que “la Educación Física fue concebida por las mismas personas que crearon el neoliberalismo como base. Nosotros somos el brazo educativo de aquellos que pretendieron implementar un sistema que beneficia a algunos y perjudica a muchos”.

Para finalizar, tomó la palabra Gladys Jiménez, Doctora en Educación de la Universidad de Granada, España, y académica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. La profesional hizo una crítica al sistema educativo actual: “nuestras aulas siguen centradas en el contenido y la ejercitación distanciada de una perspectiva humanista y humanizadora (…) siguen siendo un centro de poder en torno a rutinas que niegan que los estudiantes puedan reflexionar y cuestionar el sentido de lo que se les indica realizar”.

Ante este escenario, Jiménez propone que “en lugar de pasar materia y actuar a partir de los principios de los entrenamientos deportivos, aprendamos a relevar. Pasemos de una Educación Física escolar estructurada desde una perspectiva fisiológica focalizada en la reproducción de la cultura existente, a un aula donde sea posible vivenciar momentos propios de nuestra propensión a aprender”.

La invitación es pasar del “mapa” donde todo está planificado y estructurado al territorio donde que se juega una deliciosa incertidumbre de lo por-venir. Donde podemos jugar, danzar, explorar, darnos cuenta, crear, expresar y convivir”, cerró la expositora.

 

Comparte: