Logo

Claudio Cifuentes

Director Instituto del Deporte

 

Estimada comunidad:

Ya llevamos en la ciudad de Santiago muchas semanas de confinamiento en nuestras casas, ¡es fea esa palabra!, Su acción es de confinar, que significa “desterrar a alguien, señalándole una residencia obligatoria” (Real Academia de la Lengua Española – RAE) y en Derecho es “Pena por la que se obliga al condenado a vivir temporalmente, en libertad, en un lugar distinto a su domicilio” (RAE).

Tal cual su definición es lo que hemos estado viviendo, por lo menos los que somos responsables y hemos acatado una cuarentena voluntaria desde el primer día que se nos informó por parte de las autoridades de salud y Gobierno. Obviamente hay otros que han tenido que seguir trabajando, pero con todas las precauciones necesarias.

Hemos aprendido que no es fácil, es estresante, aburrido, que las personas que están con teletrabajo trabajan más que antes, que los universitarios están más pendientes de sus estudios que antes, que nos cansamos más, siendo que no nos movemos como antes. Las personas, al parecer, no sabían que el cuerpo humano está hecho para moverse, no para estar quieto, y nos hemos dado cuenta viviéndolo todos los días, nos duele la espalda, las articulaciones, los músculos, nos duele el cuello al despertarnos.

Entonces, sacamos por conclusión que tenemos que movernos, para sentirnos mejor, menos estresados, menos aburridos; la espalda ya no duele, las articulaciones y los músculos tampoco. Aprendimos que mientras estudiamos y estamos en clases online tenemos que movernos, antes caminábamos al baño que nunca estaba cerca de nuestra sala; si queríamos comer algo, teníamos que ir al casino y eso significaba caminar más; si teníamos que ir a la biblioteca a sacar un libro o a estudiar, también teníamos que caminar; si queríamos sentarnos a conversar con nuestros amigos también caminábamos a un lugar cómodo donde compartir.

Ahora, en nuestra casa, todo está a unos cuantos pasos. Ahora llegó el momento de ejercitarse, de moveré. Ya sabemos por los doctores que quienes se han contagiado y realizaban actividad física regularmente, y no tenían una patología de base, han pasado su enfermedad solos en la casa sin problemas mayores. Por ende, tenemos que movernos ojalá todos los días.

¿Cómo comenzamos a movernos? En la mañana con clases de yoga, 20 a 30 minutos; hay muchas clases en línea para seguir, desde lo más fácil a lo más difícil, si se puede todos los días, ideal. Después, en la tarde, circuito de acondicionamiento físico; también en línea encontramos muchos, 30 a 35 minutos, con eso basta, tres veces a la semana. Los otros días de la semana podemos bailar, 30 a 35 minutos, hay un sinfín de clases y videos que seguir en la web. Si quieren realizar esto, la idea es hacerlo juntos a sus amigos, compañeros de curso o con su comunidad UDLA.

Manténganse atentos al Instagram del Instituto del Deporte y podrán saber a qué hora se realizan las distintas clases en línea, a las que todos están invitados y así movernos todos y todas por nuestra salud mental y física.

No tenemos opción. Hay que moverse, activarse, así que los espero en las distintas clases en línea que tenemos preparadas para todos ustedes.

 

Un abrazo.

 

Comparte: