Logo

Con el objetivo de poner a disposición de las comunidades el análisis de un experto que profundice en el diagnóstico de la situación económica actual de nuestro país, la Facultad de Ingeniería y Negocios de UDLA organizó el webinar “La economía de Chile bajo pandemia”.

En esta oportunidad, el expositor fue Francisco Anguita, ingeniero comercial con mención en Economía de la Universidad de Chile, MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez y académico de UDLA.

El especialista comenzó explicando la estimación del impacto en el Producto Interno Bruto (PIB) por las medidas de contención por el COVID-19 y los canales de transmisión y amortiguadores que tienen cada uno de los países.

Como la economía de nuestro país es abierta, estamos expuestos a shocks externos. La clave ahora es saber si los amortiguadores, como el tipo de cambio flotante, la profundidad en el sistema financiero local, la baja exposición de los agentes a riesgo cambiario y los espacios de políticos, permitirán mitigar su impacto. Los datos sugieren que los amortiguadores permanecen operativos y que los precios en Chile se han visto menos afectados que en otras economías emergentes”, apuntó.

Anguita también compartió con los asistentes algunos datos de proyecciones de crecimiento del PIB: “El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé caídas de actividades globales y simultáneas en los países avanzados y en gran parte de los emergentes. En Chile, por ejemplo, la proyección apunta a un -4.5 para este 2020, mientras que se espera una recuperación de un 5.3 para el 2012”.

Con respecto a las políticas económicas, el expositor valoró que el gobierno de Sebastián Piñera “haya reaccionado rápidamente y apuntando a tres áreas en especial: política fiscal convencional, apoyo crediticio y mercados financieros. La magnitud de la respuesta, tanto de la política fiscal como de la monetaria de Chile, se aproxima a la de países avanzados como Reino Unido, España, Canadá y Alemania”.

Como resumen, Anguila explicó que hay ciertos mitigadores, como la respuesta de la política de salud y económicas, las cuarentas dirigidas y la coordinación entre BCCh, CMF y el Ministerio de Hacienda, que han logrado un avance en el control de la crisis, un deterioro limitado de la economía, mejores perspectivas de recuperación, y un tratamiento menos negativo de los mercados.

Sin embargo, el especialista, apunta que “no se debe subestimar los daños a la actividad, el empleo y a las condiciones de vida. La incertidumbre es alta respecto a la duración de la emergencia de salud, la velocidad y la secuencia de reapertura”.

Para finalizar la actividad, el Decano de la Facultad de Ingeniería y Negocios, Jaime Vatter, afirmó que para UDLA “es un gran gusto poder cumplir con esta tarea de vincularnos con nuestras comunidades, de dar a conocer nuestros pensamientos y de darle la oportunidad a nuestros profesores para que hagan este tipo de actividades”.

Comparte: