Logo

Enmarcada en su constante preocupación por generar instancias fructíferas en torno a actividades relacionadas con la vinculación con el medio, la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía realizó una nueva jornada de capacitación en dependencias de su Estación Experimental Los Nogales, ubicada en la comuna de Talagante.

En esta ocasión, los beneficiarios de la actividad fueron participantes de los Programas de Desarrollo Local (Prodesal) de los municipios de Talagante y de Peñaflor, quienes llegaron a las dependencias de UDLA para conocer una experiencia de vida única, enriquecedora y ejemplar sobre sustentabilidad.

En ese escenario conocieron la historia de Macarena Valdés y Marcos Aceituno, los creadores de La Granja Pacha Mama. El emprendimiento, completamente autónomo y surgido en medio de los más complicados años de sequía que atraviesa el país, es considerado como un referente de economía circular, agroecología y agricultura familiar.

Así lo han ratificado instituciones como FIA, INDAP y el mismo Ministerio de Agricultura, a través de las visitas de ex ministros como Antonio Walker, María Emilia Undurraga, e incluso del actual jefe de la cartera, Esteban Valenzuela.

Además de contar parte de sus historias de vida, Macarena y Marco entregaron a los miembros de los programas Prodesal importantes apuntes y orientaciones sobre la realización de sistemas forraje con escasez de agua, para la germinación de semillas y para la elaboración de biogás.

“Nuestra idea es enseñar a las personas cómo sacar el máximo potencial de cosas que tienen al alcance de sus manos, demostrándoles que el forraje verde, además de servir para la alimentación de los animales, puede servir también como forraje de guarda, techos vivos o pueden utilizarse en huerta, cumpliendo una mayor cantidad de funciones. Estamos abarcando una gran cantidad de personas, no solamente ganaderos y agricultores, para poder incorporar este tipo de forraje entre sus herramientas. Esa es la función principal y la motivación que tiene la Granja La Pacha Mama para poder impartir este tipo de talleres y capacitaciones”, explicó Macarena Valdés sobre uno de los principales puntos abordados en la capacitación de los fundadores de la Granja La Pacha Mama.

Lorena Canihuante, coordinadora del Prodesal de Peñaflor, asistió a la jornada y valoró la capacitación otorgada por UDLA a los miembros de su comuna. “Estamos muy satisfechos por la charla recibida por la Granja La Pacha Mama. Nosotros queremos que los prodesales y agricultores el día de mañana puedan realizar su propio alimento que ya producen, pero de forma autosustentable y con una agricultura amigable con el medioambiente”, recalcó.

Por su parte, la coordinadora del programa de desarrollo local de la Municipalidad de Talagante, Macarena Alegría, manifestó estar “súper agradecidos como Prodesal Talagante por la invitación que nos realizó la Universidad a participar de este taller que imparte la Granja La Pacha Mama, porque nuestros usuarios también tienen el problema de estar quedando sin agua. No es tan drástico como puede ser en otros sectores, pero efectivamente esta no dependencia del insumo externo sería bastante beneficiosa para poder alimentar a su ganado, poder prescindir de pagar combustible para la elaboración de biogás y dejar de generar tanto gasto”, definió.

Los asistentes a la jornada cerraron en 36 entre los participantes de ambas comunas involucradas, para quienes los miembros de la Granja La Pacha Mama quedaron en completa disposición para seguir capacitándolos y entregando herramientas  para vivir en una línea cada vez más autosustentable, autogestionada y más amigable con el planeta.

Comparte: