Logo

15 estudiantes de primer año de la carrera de Fonoaudiología del Campus Providencia visitaron el Centro de Equinoterapia Traful, con el objetivo de tener un primer acercamiento a la disciplina y a este tipo de terapia. Además, tuvieron la oportunidad de compartir con seis internos de UDLA que están haciendo su práctica profesional en dicho lugar.

Los estudiantes, que contaron con la asesoría y orientación de Valentina Núñez, fonoaudióloga del Centro y supervisora de práctica profesional de UDLA, pudieron observar sesiones de terapias de lenguaje infantil y relacionarse con profesionales del área.

La equinoterapia es un tratamiento, cuyo elemento central es el caballo, destinado a contribuir al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas con algún tipo de discapacidad. Es considerada una terapia integral puesto que impacta, positivamente, al desarrollo de las áreas antes mencionadas, por lo que es una herramienta útil para mejorar la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad.

El tratamiento se recomienda a personas en situación de discapacidad mental, física o sensorial, con trastornos psicológicos, del lenguaje o del aprendizaje. Asimismo, puede ser utilizada tanto por niños como por adultos. No obstante, y debido a que se practica en un entorno y en unas condiciones determinadas, la equinoterapia requiere una preparación especial por parte de los profesionales que la practican ya que, además de tener una base ecuestre, deben poseer conocimientos en la disciplina en la que se requiera trabajar.

“La equinoterapia es un método terapéutico que usa al caballo, las técnicas de equitación y las practicas ecuestres dentro de un plan interdisciplinario en el área de salud, educación y ecuestre. Buscando la rehabilitación o habilitación, integración y desarrollo físico, cognitivo, psíquico, comunicativo, sensorial y social de personas con dificultades. El papel que cumple el fonoaudiólogo en la equinoterapia es de suma importancia por tener objetivos más amplios en la rehabilitación y habilitación en personas en situación de discapacidad. La equinoterapia nos ofrece un gran abanico de actividades estimuladoras y reeducadoras para intervenir en cada uno de los usuarios”, sostuvo Valentina Nuñez.

Una de las estudiantes que participó en la actividad fue Dominique Álvarez: “La equinoterapia es algo totalmente nuevo y una muy buena y linda experiencia. Al estar en el centro, conocimos una nueva área, la cual no sólo abarca una terapia tradicional, sino que también se genera vínculo con el medio ambiente y sobre todo paciente-animal, dando una experiencia de aprendizaje y una terapia más integral”.

Comparte: