Logo

En torno a la recta final del trabajo de la Convención Constituyente en Chile, la Facultad de Derecho llevó a cabo el seminario “Ejes esenciales del proceso constituyente” en el cual, el académico de la Escuela de Derecho de UDLA, Carlos Salinas, realizó un análisis detallado de la gestión de las comisiones.

Tras la introducción de Marco Valdés, coordinador de Vinculación con el Medio y la académica investigadora María Lorena Rossel, en su papel de moderadora, comentó el interés que genera el proceso constituyente en la comunidad chilena y hacia el exterior, sobre todo “respecto a las reglas de paridad de género y la incorporación de colectivos que tradicionalmente han sido excluidos de los procesos legislativos”. Además, mencionó la Comisión de Venecia la que hizo un estudio con ciertas recomendaciones a la Convención Constitucional y a la Cámara Alta.

Tras la introducción, Carlos Salinas, inició su ponencia donde explicó el contexto histórico de la discusión constitucional, además de hacer una completa observación a los principales ejes propuestos por la convención constitucional.

“El debate constitucional radicado en la Convención Constituyente conforma, sin lugar a duda, el hecho de relevancia histórico-jurídica más importante de los últimos 50 años.

Chile ya vivió un proceso similar durante las primeras décadas del siglo XX, que derivó en la sustitución de la Constitución de 1833 por una Carta Magna que se hizo cargo de un delicado escenario social, derivado en parte de las dificultades políticas del régimen parlamentario. El desafío constitucional responde, en importante medida, a las mismas motivaciones de base (reestructuración del poder, derechos fundamentales)”, apuntó.

Salinas agregó que “el éxito del proceso constituyente actual supone abordar, a lo menos los siguientes ejes: uno referido a la institucionalización del poder (ejecutivo, legislativo y judicial), otro referido a la consagración de los derechos fundamentales y otro, a la articulación de estos derechos y dicha institucionalidad, en el contexto de un Estado Plurinacional e intercultural”.

Asimismo, el expositor, abordó en detalle  uno de los ejes propuestos referente a la forma del Estado, en el cual la convención propone la autonomía administrativa y política de las asambleas regionales. “Hay una gran interrogante en mi opinión y compleja tarea de compatibilizar la idea de un Estado unitario con el reconocimiento de autoridades regionales autónomas desde la perspectiva administrativa y política” expresó.

 

Comparte: