Logo

Nacida en 2005, bajo el alero de la antigua Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte, la Escuela de Animación Digital UDLA tiene sus inicios en el contexto de un desarrollo local que comenzaba a consolidarse con el impulso de distintos productos animados.

Desde entonces, ha sido pionera en impulsar profesionales de la animación capaces de contribuir al desarrollo de la industria nacional y latinoamericana y a la fecha cuenta con docentes y académicos que han participado en producciones tales como “Historia de un oso”, “Nahuel y el libro mágico” y “Bestia”; el desarrollo de instancias reconocidas por la industria como Noche de Monos, y diversos reconocimientos los que van desde un Oscar hasta Premios HAFE, Alucine Latin Film + Media Arts Festival, Cleveland International Film Festival, entre otros.

La Directora de Carrera de la Escuela de Animación Digital, Catalina Torres, explica el enfoque de enseñanza que se les da a los estudiantes. “Dirigimos nuestra enseñanza a que nuestro estudiante sea buen animador. Les damos las herramientas para que conozcan los aspectos del área con los que se pueden encontrar en el mundo laboral, pero el foco es que sean animadores de excelencia en la técnica que les interese y que sean capaces de desenvolverse y fluir en el rubro”

Por su parte el Director de la Escuela de Animación Digital y Diseño, Sergio Díaz, agrega que “lo característico de la escuela de Animación UDLA es que desde sus inicios ha sido su modelo de enseñanza-aprendizaje basado en la colaboración academia-industria. Donde el foco también está dirigido en la formación de artistas digitales que sepan trabajar en equipo con otros artistas y profesionales, como guionistas, músicos, sonidistas o productores ejecutivos”.

Catalina Torres, quien se incorporó como Directora el 2011, ha tenido como parte de su gestión el mejoramiento de relación con los egresados, el acompañamiento con los estudiantes en la primera etapa de la carrera, la optimización de los sistemas de evaluación y la digitalización de taller. Se dejó de usar el papel para dibujar y se incorporaron tabletas digitalizadoras en todos sus talleres- laboratorios.

“Estamos siempre en una mejora continua. Somos un equipo más grande, con más expertos. La escuela ha crecido cada año, hay más estudiantes, más docentes y académicos, y se necesita innovar constantemente para poder cubrir las necesidades de nuestra comunidad”, expresó Torres.

Noche de Monos y Punkrobot

Uno de los hitos a destacar de la Escuela es el Festival de Animación Noche de Monos, el cual se realiza desde 2007 y se ha consolidado como un espacio de difusión de la animación nacional e internacional. Donde el carácter académico del festival refleja el posicionamiento de la universidad en fortalecer el trabajo entre profesionales y estudiantes.

Un año más tarde de la creación de este festival, la Escuela firmó un convenio con el estudio Punkrobot. La colaboración entre el estudio y la carrera es dinámica, donde artistas del estudio forman parte del cuerpo académico y docente, traspasando su experiencia y acceso a las últimas tendencias en forma de clases, en la proyección estratégica de los planes de estudio, investigación y vinculación con el medio.

El estudio Punkrobot es el creador de series como “Flipos”, “Muelin y Perlita” y “Guitarra y Tambor” entre otros, pero su más destacada obra es el corto “Historia de un oso”, ganadora del Oscar en la categoría mejor cortometraje animado en 2016.

En ese sentido, la Escuela cuenta con un destacado cuerpo docente y académico entre los cuales destacan Gabriel Osorio, Patricio Escala, Cristian Freire, Antonia Piña y Raúl Pinto; todos profesionales destacados dentro de la animación digital en nuestro país.

Ha sido importante, en cuanto a la gran experiencia adquirida, el dar una perspectiva a lo que se construye continuamente en el rubro y la carrera, cuáles son las necesidades que debemos cubrir hacia nuestros futuros egresados y con qué ideas podemos seguir potenciando tanto artística, técnica y profesionalmente a nuestra comunidad de animación”, comenta Torres. 

Sobre los desafíos que tiene la escuela a futuro, explica que está el “seguir creciendo y formar cada vez mejores y  grandes animadores. Siendo específica, expertos en darle vida a los personajes y que esto se refleje a nivel latinoamericano”.

En esa línea, Sergio Díaz agrega que “otros objetivos a futuro son formar especialistas de la animación, en temas como Concept Art, Look & Development y otros, siempre de la mano del crecimiento de la industria que demandara estos artistas digitales”.

Comparte: