Logo

Durante años, Universidad de las Américas, a través de la Facultad de Educación, ha trabajado en la formación de profesores de Educación Básica, comprometidos con la educación de niños y niñas, con habilidades en lo disciplinar, didáctico y pedagógico para desempeñarse en diferentes contextos socioculturales, de acuerdo a las necesidades formativas del Sistema Escolar e implementando el marco curricular vigente y alineado a los sellos valóricos de nuestra Universidad.

Dentro de sus principales fortalezas, la carrera de Pedagogía en Educación Básica brinda una formación especializada en todas las áreas del currículo nacional y con la opción de especialización a través de menciones obligatorias, con la oportunidad de elegir entre Matemática, o Lenguaje y Comunicación.

En opinión de Guillermo Robles, Director de la Carrera, esta opción es muy positiva, pues, aunque siguen compartiendo algunos ramos comunes, hace que los jóvenes se vayan decantando y especializando en su opción profesional docente futura con mayor claridad y profundidad.

“Otra de las cosas interesantes de resaltar, es que esta carrera tiene un marcado carácter didáctico, el cual se plasma en cada una de las asignaturas. Esto permite que nuestros futuros profesores ya tengan incorporado en su ADN académico el saber traspasar los conocimientos a un niño de manera correcta y entretenida”, agrega Robles.

La carrera cuenta con un avanzado Centro de Recursos para el Aprendizaje, laboratorios de computación y material didáctico, lo que permite a los estudiantes, desde los primeros años, disponer de un aula tipo a nivel nacional.

En este escenario, cobra especial relevancia el completo material didáctico con que cuentan los alumnos, destacando, por ejemplo, las cajas Cusiniere para trabajar y enseñar Matemáticas o tarjetas especiales para desarrollar el Lenguaje.

Prácticas tempranas para conocer la realidad escolar

Pedagogía en Educación Básica cuenta con prácticas pedagógicas aseguradas con establecimientos con convenios, las cuales son progresivas desde segundo año, permitiendo que los estudiantes se relacionen tempranamente con el medio laboral y la realidad de contexto escolar.

“En esta carrera, los alumnos realizan ocho prácticas profesionales que comienzan en el tercer semestre. Son pasantías de un semestre que tienen que realizar en colegios con los que tenemos un fuerte y estrecho vínculo de carácter estratégico bidireccional, ya que ellos abren los espacios y las realidades que debe enfrentar un docente, y por otro lado, nosotros aportamos con nuestros alumnos y su preparación de nivel y calidad”, explica Guillermo Robles.

La autoridad también resalta el hecho de que la malla curricular de la carrera es moderna y está en sintonía con las políticas educativas que el país necesita y que demandará en el futuro. A esto se suman diversas actividades que se realizan con los egresados, para que cuenten y traspasen sus experiencias a los alumnos de pregrado.

“En definitiva, quien quiera estudiar Pedagogía en Educación Básica en UDLA, se encontrará con una carrera moderna pero que tiene claro que el enseñar es interactuar con seres humanos y que ser profesor es una de las profesiones que hace cambios reales en la educación de las personas, algo tan valioso siempre”, sostiene.

Javiera Carrasco cursa segundo año de Pedagogía en Educación Básica en el Campus Santiago Centro, y para ella son varios los factores que resaltan de la carrera que eligió.

“Para mí lo que marca la diferencia en UDLA es que puedes hacer prácticas profesionales desde el segundo año. Ahí, también te van guiando con talleres y tutoriales para que en tercero puedas optar por Matemáticas o Lenguaje, lo que me parece muy bueno porque llegas con una decisión tomada con mucha claridad. También me gustan los métodos lúdicos que te enseñan para llegar a los estudiantes, además de los diversos beneficios con que cuenta la Universidad como las becas, entre otros”, afirmó.

Comparte: