Logo

Este martes se inauguró la V Escuela FEDU-UDLA versión verano 2022, instancia, que, durante cuatro días (5-6-11 y 12 de enero), ofrecerá a profesores a nivel nacional e internacional, un espacio de perfeccionamiento docente.

Los asistentes serán parte de  ponencias, charlas y talleres impartidos por renombrados expertos en sus áreas, provenientes de Argentina, Colombia, España y Chile, incluyendo a la profesora ganadora del Premio Nacional de Educación 2021, Nolfa Ibáñez.

A estas instancias de perfeccionamiento, en sus versiones 2019, 20 y 21, asistieron entre 600 participantes en la versión presencial y más de 1.000 profesores del sistema escolar chileno y de Latinoamérica en las versiones online.

La Facultad definió crear instancias de diálogo, reflexión y perfeccionamiento docente dirigidas al profesorado escolar y universitario, en temas de su interés y que permitan avanzar en la mejora continua de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Hemos organizado la Escuela de Verano en dos semanas, destinando la primera de estas a temas que interpelan el currículum y problemáticas actuales; mientras que en la segunda se realizarán una serie de talleres con temáticas disciplinares”, sostuvo la Decana de la Facultad Ana Henríquez en su saludo de inicio.

Las palabras de la autoridad de UDLA, dieron paso a la charla inaugural del evento titulada “Cuidar al cuidador. Potencia emocional y fortaleza psicológica”, la cual estuvo a cargo de Santiago Fernández, Psicólogo de la Universidad del Aconcagua, Argentina.

Dentro de su ponencia, el especialista abordó y reflexionó junto a los asistentes sobre qué son las emociones positivas, cómo los profesores se encargan de ello y las herramientas que tienen para fomentar relaciones positivas e involucrarse en alcanzar un propósito y logros en los alumnos.

Si hay algo que se puso como figura estos dos últimos años es la importancia del autocuidado y autoliderazgo a la hora de tener la fortaleza emocional de liderar a otros. Una de las cosas que ha pasado, es que la cantidad de energía necesaria para hacer lo que veníamos haciendo, ha aumentado”, comentó Fernández.

Ante ese escenario, explicó que existen cinco maneras de “cargar combustible”. Para eso, compartió el modelo de bienestar de Martin Seligman llamado PERMA el cual apunta a Positive Emotions (emociones positivas), Engagement (compromiso), Relationships (relaciones), Meaning (propósito) y Acoomplishment (logro).

Estos cinco elementos, son las cinco cosas que la investigación menciona como un motivador, son un fin en sí mismo. No lo hacemos para lograr algo, sino que lo hacemos para generar energías, no para gastarlas”, agregó el expositor.

Al momento de hablar de las emociones positivas, por ejemplo, Fernandez explicó que “estas ayudan a mejorar la salud, las relaciones y la vida en general. Se le suele llamar “vida placentera” a una vida enfocada en las emociones positivas; estas pueden ser empatía, amabilidad, alegría, aceptación, entusiasmo, entre otras. Es muy importante para el cerebro poder consignarlas”.

En esa misma línea, abordó las relaciones positivas, donde afirmó que “tener conexiones auténticas y positivas con otros, tiene un impacto enorme y saludable sobre nuestro cerebro. Todos somos seres sociales y la conexión con los demás, es constitutiva para nuestro desarrollo y bienestar; en general, muy poco de lo positivo en la vida sucede en soledad”.

Las actividades de la Escuela de Verano de la Facultad de Educación seguirán durante estos días con el siguiente cronograma. Para inscribirte, pincha aquí.

Comparte: