Logo

Enmarcado en su programa de metodología de Aprendizaje y Servicio (A+S), la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Las Américas realizó un operativo sanitario en el campamento Cerro La Virgen, ubicado en la comuna de Peñaflor, en el cual participaron más de 100 estudiantes de cuarto semestre de la carrera Técnico de Nivel Superior Veterinario.

La actividad se realizó en conjunto con la Oficina de Higiene Ambiental de la Municipalidad de Peñaflor y los vecinos del asentamiento también conocido como campamento El Pelvin. En ésta, los estudiantes, pertenecientes al campus Providencia y Santiago Centro, pudieron llevar a la práctica el aprendizaje obtenido en la asignatura Higiene Ambiental y, específicamente, con la unidad de Control de plagas.

El operativo se desarrolló a través de dos visitas de docentes y alumnos al sector. En la primera, los estudiantes recorrieron el lugar, entrevistaron a sus habitantes, conocieron los distintos tipos de viviendas y la condición de las mascotas presentes, todo esto para comprender la advertida presencia de plagas en la zona. Ya en la segunda visita, se realizó la aplicación de plaguicidas y cebos para roedores, además de otorgar antiparasitarios externos a los animales domésticos del sector.

El académico Luis Olguín, a cargo de la jornada, se refirió a la metodología aplicada en la actividad detallando la importancia de sus acciones. “Aprendizaje y Servicio (A+S) es una metodología de enseñanza-aprendizaje que busca lograr el saber activo y profundo de los estudiantes, aplicando los conocimientos curriculares a contextos reales a través de un servicio capaz de responder a necesidades genuinas de una comunidad. En esta metodología se articulan principalmente 4 actores: estudiantes, docentes, socios-comunitarios y la universidad. Esta última, a través de sus decisiones institucionales”, explicó el académico, quien estuvo acompañado de sus pares  Guillermo Cáceres y Sergio Flores, los que realizaron una importante labor organizativa en las jornadas.

Desde la Oficina de Higiene Ambiental de la Municipalidad de Peñaflor, su encargada y también participante de la actividad, Macarena López, destacó los resultados de llevar a terreno este tipo de convenios ente alcaldías y universidades, enfatizando en el rol social que abarca.

Gracias a estos operativos logramos mejorar las condiciones sanitarias y el bienestar para los residentes de este sector de la comuna, donde hay una necesidad mayor frente a otros lugares de Peñaflor. Además, nos permite generar vínculos entre privados y públicos buscando el mismo objetivo, que es ayudar a la comunidad, logrando generar un impacto en las familias y sus animales para mejorar su calidad de vida”, manifestó la médica veterinaria.

Este tipo de actividades, como la realizada en el campamento Cerro La Virgen, son una demostración del aporte que significa para la comunidad y para la formación de las y los estudiantes la metodología de A+S. Con mediación de los docentes y en diálogo con los socios comunitarios -en este caso, los habitantes del sector y el Municipio- se identifica un problema y se elabora una acción o proyecto para aportar en su solución.

Comparte: