Logo

Los investigadores de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Construcción, Francisco Vergara y Carlos Aguirre, participaron como expositores en la Comisión de Derechos Fundamentales de la Convención Constitucional.

De las 10 comisiones vigentes, la de Derechos Fundamentales es la más grande en su composición con 33 constituyentes. Esta comisión, según el Reglamento General, tiene que abordar 43 derechos durante sus sesiones entre los que se encuentran salud, educación, seguridad social, trabajo y su protección, sistema de pensiones, vivienda, entre otros.

La presentación del Centro de Producción del Espacio de UDLA se denominó “Derecho a la ciudad y financierización”.  Según Vergara esta “es una investigación aplicada sobre el espacio vivido entendiéndose cómo vivimos en la ciudad en relación a la realidad física, material del espacio y cómo esto se abstrae para generar discursos o para generar decisiones a través de la abstracción, que es donde finalmente opera la política pública y la estadística en general”.

El estudio determina que Chile es un país altamente urbanizado, donde el 90% de las personas viven en ciudades. En ese escenario, el estudio de Vergara y Aguirre plantea tres conceptos para abordar esta situación: habitar el espacio y cómo este espacio otorga dignidad; acceso material y cómo se crean ciudades donde se centra el déficit estructural de la vivienda, y, por último, la ciudad como renta, donde los factores financieros dan cuenta que la vivienda ya no es solo un espacio para el hábitat.

Datos de la investigación plantean que en Chile se vive un déficit estructural de vivienda: en 1998 el número era de 497.012 unidades, mientras que para 2017 fue de 497.615. Es decir, se registró un aumento absoluto del 0.12%, a pesar de que en el mismo período se construyeron 2.659.889 nuevas viviendas y se otorgaron 3.201.768 subsidios.

Todo esto en base a una inversión fiscal por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo de UF 591.935.463 equivalente a 23.078 millones de dólares.

Por medio de un ejercicio matemático, los investigadores explican que “el elemento que más predice el precio de la vivienda, a nivel transversal y a nivel de comunas, correspondería a la autosuficiencia de ellas. En la situación en la cual se encuentra el desarrollo inmobiliario en nuestro país, lo único que hace es tratar de potenciar los lugares que ya tienen buenos elementos urbanos y de potenciar a los que no lo tienen, por ende, es un elemento que le quita dignidad a la vivienda”, indicó Aguirre.

El investigador además planteó que “los factores financieros son los que logran mantener el precio de la vivienda al alza. Eso es un tema sumamente importante porque el acceso a la vivienda es uno de los principales problemas que tiene Chile en este momento, como también la calidad de las mismas y la calidad espacial de esas construcciones. Aquí tenemos un problema abiertamente constitucional. Hay elementos que tienen que estar en la constitución adjuntadas al derecho a la vivienda, adjuntadas al derecho a la ciudad

El rol social de la propiedad hoy existe en la constitución del 80 pero como limite a la propiedad y no como sentido de la propiedad, es fundamental que el rol social de la propiedad sea un sentido. Eso tiene que venir en la constitución, porque va a generar un nuevo orden jurídico para las leyes que registren cuales son las prioridades del espacio”, concluyó Vergara.

Comparte: