Logo

Después de casi dos años de restricciones por la pandemia de Covid-19, la Escuela de Kinesiología de Sede Viña del Mar retomó de manera presencial uno de los tradicionales hitos del proceso formativo de sus estudiantes, organizando la ceremonia de investidura de una docena de alumnos que cursan cuarto año de la carrera quienes están próximos a iniciar su proceso de práctica profesional.

A la ceremonia, efectuada en el Aula Magna del Campus Los Castaños, asistieron los estudiantes junto a un acompañante, siendo recibidos por el Director de Escuela Andrés Orellana, el Director de Carrera Rodrigo Beltrán, además del equipo académico y docente de la carrera.

Junto con vestir por primera vez sus uniformes clínicos, los alumnos recibieron una credencial, el símbolo de la luz y realizaron juramento un juramento para ratificar su compromiso con el cuidado de las personas y comunidades.

Además, se premió al estudiante Maximiliano Corrales, por ser el alumno con el mejor rendimiento académico de la promoción y a María Cabello, estudiante que destaca por su compromiso y espíritu UDLA. Por su parte, los alumnos de manera espontánea quisieron reconocer la labor y dedicación de la docente Katherine Albiña, entregándole un presente y un ramo de flores.

“Este es un día muy significativo para nosotros, con un acontecimiento que marca nuestra etapa como estudiantes, vestimos los uniformes y nos presentamos al exterior como futuros profesionales, iniciando nuevos desafíos donde tenemos el compromiso de ser agentes de cambio y aportar. Esta universidad nos ha permitido desarrollarnos como profesionales y personas, nos han formado, entregándonos conocimientos, han sido exigentes y han fomentado en nosotros la responsabilidad, las ganas de superarnos y ser mejores. Agradecemos a todos los que han contribuido a nuestro crecimiento y aprendizaje, a nuestro director de carrera, académicos, docentes y a nuestras familias”, expresó la estudiante María Cabello.

Maximiliano Corrales, alumno premiado por su rendimiento académico, dijo “esta fue una ceremonia muy emotiva, salió todo muy bonito y era muy necesario dar este espacio para nosotros los estudiantes. Me gustó que haya sido presencial, pues es mucho más significativo para nosotros y nuestras familias”.

Para el Director de Escuela, Andrés Orellana, “estamos muy contentos de haber estado presentes en un acto tradicional, que nace también desde los estudiantes, como es la investidura, que les permite a los alumnos empoderarse de lo que tienen que hacer a futuro, en una etapa  tan importante de su formación, cuando deben enfrentarse  a la práctica profesional, cuando inician su labor con el usuario, con colegas, pares y compañeros de otras instituciones, una realidad que les va a permitir conocer más, profundizar, madurar y vivir la experiencia de lo que es ser profesional”.

Por su parte, Director de Carrera, Rodrigo Beltrán, dijo que la ceremonia de investidura tiene la importancia de que los estudiantes “conozcan los principios valóricos de la profesión, el compromiso con la ciudadanía y los sellos UDLA, para que a través de ellos vivencien de mejor manera su práctica y luego su desempeño profesional desde una mirada disciplinar”.

Comparte: