Logo

Precaridad laboral, abandono de adultos mayores y problemáticas psicológicas en la infancia y adolescencia fueron parte del diagnóstico que arrojó la primera mesa sectorial con organizaciones sociales liderada por el área de Vinculación con el Medio de Sede Santiago.

Esta mesa estuvo compuesta por integrantes de nuestra casa de estudios y equipos de la Fundación Techo Chile, Fundación Vivienda, Fundación para la Superación de la Pobreza y Juntos por la Infancia y Mejor Niñez, quienes tuvieron la oportunidad de dialogar y responder a las inquietudes que se manifestaron desde el área comunitaria de los territorios de los Campus de Maipú, La Florida y Santiago Centro.

El objetivo de esta iniciativa fue identificar y promover el interés de las instituciones para aportar a la solución de problemáticas y necesidades de esta área social, junto con lograr una articulación público-privada con la intermediación de la academia con el territorio por medio de estrategias participativas.

El abogado Ignacio Silva, de Fundación Techo Chile y Fundación Vivienda, aseguró que en estos dos últimos años la pandemia dejó al descubierto una serie de carencias en sectores sociales que antes no tenían mayores necesidades.

Hemos constatado que la brecha de desigualdad se ha profundizado especialmente en el gran Santiago, lo cual se ve reflejada en el gran número de familias que migraron hacia los campamentos. En esas comunidades hay una total ausencia de Estado en lo que respecta a ayudas sociales”, afirmó.

En esa misma línea, Sebastián Vega, director de Fundación Superación de la Pobreza, explicó que “hay un problema de abandono de las comunidades rurales de la Región Metropolitana. Ante la precariedad laboral, las familias han tenido que buscar el sustento en base a venta de alimentos y comercio informal. Por esta razón hemos apoyado muchos emprendimientos ligados a esta situación, los cuales están permitiendo estabilizar la economía de las familias. Con esos pequeños ingresos las familias pueden costear insumos básicos”.

Judith Muñoz, de Fundación Juntos por la Infancia, señaló que una de las urgencias que desde su organización han identificado en los territorios apunta a los menores de edad. “Las atenciones de salud mental en la infancia quedaron sin visitas. Las educadoras nos expresaron esa carencia. Nuestro desafío a corto plazo apuntará al reforzamiento en los colegios”.

Actualmente, uno de los programas universitarios importantes de intervención social se lleva a cabo en la comuna de La Florida. En ese sector, docentes y alumnos UDLA trabajan activamente en las villas, O’Higgins, Los Peumos y Los Quillayes.

Daniela Lara, psicóloga y supervisora DAE de Campus Maipú, destacó estas acciones. “Acá se multiplican las atenciones por diversos motivos. Hablamos de la soledad y abandono del adulto mayor, el estrés que genera la cesantía encubierta y el desarrollo de oficios menores y comercios informales.  Todos estos problemas los visualizamos en torno a las acciones solidarias que fueron un punto de encuentro de las familias como fueron la olla común. En esa instancia de conversación surgieron estas diversas necesidades. Logramos constituir importantes proyectos y uno de los más importantes fue la mesa contra la violencia de género, que forma monitoras para informar sobre esta temática”.

Comparte: