Logo

Estudiantes de todas las sedes de UDLA recibieron la invitación de parte de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) para participar del taller “Primeros auxilios psicológicos”. El objetivo de esta actividad fue entregar nuevas herramientas para enfrentar situaciones de crisis y procesos de contención en situaciones extremas, conjuntamente con estrategias de autocuidado posterior a situaciones de alta complejidad.

El taller contó con la exposición de Denisse Astete, psicóloga clínica y educacional, y Sonia Carrasco, de Argeduc. Tras la primera conversación con los asistentes, las profesionales tocaron el tema de la ansiedad, debido a que varios la nombraron como sensación permanente en los últimos meses.

“La ansiedad representa una emoción necesaria y fisiológica del organismo de activación y tensión corporal, que ocurre frente a una amenaza y que responde con huida o ataque”, fue parte de lo explicado por Astete.

Posteriormente se abordaron las reacciones a una crisis: angustia, temores, irritabilidad/mal humor, desánimo, problemas de sueño y de alimentación. En esa línea, las profesionales hablaron de la relevancia de los primeros auxilios psicológicos en estos escenarios.

Son estrategias de intervención orientados a acompañar o asistir a una persona en situación traumática o de crisis, las que pueden ser realizadas por cualquier profesional o persona entrenada, o persona cercana con habilidades sociales y emocionales adecuadas. La intervención tiene dos objetivos: brindar alivio emocional inmediato, y prevenir secuelas posteriores”, explicó Carrasco.

Para llevar a la práctica lo anterior, Astete dio a conocer un protocolo basado en 5 puntos:

  • Escucha activa: prestar toda mi atención
  • Re-entrenar la (b)entilación (breath): ayudar a respirar y tranquilizar
  • Categorizar las necesidades: qué es lo urgente y más importante en ese momento
  • Derivar en redes de apoyo
  • Educación psicológica

El taller concluyó invitando a los asistentes a aplicar este protocolo a sus propias vidas: “Luego de vivir la crisis de la pandemia, debemos poner atención a nosotros mismos, realizar ejercicios de respiración, categorizar nuestras necesidades, apoyándonos en redes sociales (pedir ayuda) y auto educándonos sobre lo que nos pasa”.

Para Carla Villagrán, coordinadora DAE de UDLA, el taller “fue una instancia muy necesaria porque nos permite implementar estos conocimientos en tu vida diaria, ya sea en tu trabajo o en tu casa. Es importante saber cómo actuar frente a situaciones de crisis y mantener la calma”.

Comparte: