Logo

Carmen Gloria González, Directora de la Escuela de Biotecnología y Medio Ambiente y Waldo Lobos, director y cofundador de Codexverde, fueron los encargados de dar el inicio al seminario “Desafíos en la gestión de residuos peligrosos de cara a la Ley REP”, el cual se enmarca en el ciclo de sustentabilidad y medio ambiente.

“Los residuos en general se generan como consecuencia de un modelo lineal de producción y consumo para cubrir nuestras propias necesidades. Entre ellos están los residuos peligrosos los cuales presentan riesgo para la salud y efectos adversos en el medioambiente. Las principales regiones generadoras son las de Antofagasta y Metropolitana, lo cual se explica porque las principales actividades generadoras de residuos peligrosos son la actividad minera y la industria manufacturera”, manifestó González como presentación.

La primera exposición estuvo liderada por Juan Andres Salamanca, ingeniero civil industrial de la Universidad del Desarrollo, expresidente de la Asociación Gremial de Industriales Químicos de Chile (Asiquim) y actualmente es gerente de Desarrollo Regional en la empresa Hidronor Chile.

El profesional explicó los avances que se han tenido en Chile a partir de la ley REP, mostró la clasificación de los productos prioritarios y cómo aporta su empresa a ese tremendo desafío que existe a nivel nacional.

“Estamos enfocados en el crecimiento de las industrias y alineados con el cuidado del medio ambiente a través de diferentes decretos y la Ley REP. Ofrecemos a nuestros clientes soluciones para la revalorización, reutilización y reciclaje. Hoy aportamos al país con la valorización y recuperación de residuos de más de 8 mil toneladas al año, cifra que logramos gracias a nuestra amplia cobertura nacional con plantas en el norte, centro y sur del país”, manifestó.

Tras eso, asumió la palabra la jefa de la Unidad de Residuos Industriales de la Seremi de Salud Región Metropolitana, Rosario Ossandón, quien comenzó su ponencia afirmando que “para que funcione al Ley REP, tiene que existir un reciclaje. Para que esto ocurra, tanto la parte domiciliaria como industrial, van a tener que hacer un buen manejo de los residuos para que logremos entregarles a los recolectores, un residuo que no esté contaminado y que esté en buen estado para así minimizar los costos asociados a la valorización”.

En ese contexto, compartió con los asistentes, qué entienden las instituciones gubernamentales por residuos: “Es un desecho que el generador o la instalación lo decidió poner en su puerta porque ya no utilizará más. Es importante que los estudiantes sepan que un desecho no pierde su calidad de residuo hasta que no es transformado biológica y químicamente. Como Seremi, tenemos una trazabilidad desde que el residuo se genera hasta que se elimina; eso nos permitirá tener una cantidad clara a nivel nacional”.

Finalmente, expuso el coordinador nacional senior de APL en la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Sebastián Carvallo. El profesional entregó detalles sobre las cifras que existen en nuestro país sobre los residuos peligrosos.

La generación de estos residuos exhibió una fuerte alza entre el 2006 y el 2018, lapso en que ha habido un aumento considerable tanto de los establecimiento que declararan, como del volumen de residuos peligrosos. Se pasó de 26.840 toneladas a 612.427”, explicó.

En esa línea, manifestó que la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático está trabajando en cuatro áreas: apoyar la implementación de la Ley REP; promover la innovación de materiales, minimización y ecodiseño; potenciar un mercado secundario y difundir y fomentar alternativas de tratamiento de residuos orgánicos.

Comparte: