Logo

En la línea correspondiente al Ciclo Tecnología y Negocios liderado durante este año por la Facultad de Ingeniería y Negocios, la comunidad académica participó activamente en el conversatorio «Entendiendo al consumidor a través de la Economía del Comportamiento».

En esta ocasión, el Decano Gonzalo Islas presentó a Francisca Rabanales, ingeniera comercial y actualmente coordinadora de la Unidad Nudge del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) donde trabaja aplicando investigación cuantitativa y cualitativa para diagnosticar, diseñar, implementar y evaluar intervenciones utilizando las ciencias del comportamiento.

Como inicio de su ponencia, Rabanales explicó a los asistentes, qué se entiende por economía del comportamiento: “Este término surgió como el campo que mezcla la psicología y economía. Se dedica especialmente a estudiar y describir la toma de decisiones de las personas. Diversos estudios han mostrado que las personas no siempre nos comportamos como el modelo económico tradicional establece, sino que somos menos racionales”.

En esa línea, explicó que “la literatura explica que, a través de pequeños cambios en el ambiente, el comportamiento de puede ver afectado. Ejemplo de ello es que el orden en el cual se muestran los alimentos en el supermercado, tiene un impacto directo en nuestras decisiones de compra; esto quiere decir que, las cosas que están a nuestro nivel visual, es más probable que las llevemos”.

Su trabajo en el Sernac también fue tema de conversación durante la jornada. Sobre eso, la profesional apuntó que la Coordinación de Economía del Comportamiento tiene como objetivo generar estudios basados en las ciencias del comportamiento y evidencia experimental para generar propuestas regulatorias y políticas públicas que aumenten el bienestar de los consumidores del país.

Uno de los experimentos analizados fue el realizado con las tarjetas de crédito, el cual estuvo enfocado en el rediseño de los estados de cuentas e incluyó una tabla de resumen de pagos y advertencias, nuevo formato y explicación de costos por atraso, comparador de CAE, formas de pagar, explicación de tasas, entre otras cosas.

Llegamos a la conclusión que el rediseño basado en la simplicidad y la inclusión de explicaciones y una re-estructuración de la información, presenta varias ventajas vs. el estado de cuenta actual. Existe una mayor claridad de la información, mejores decisiones que evitan consecuencias relacionadas a los pagos que involucran intereses y una mayor posibilidad de cotización de otras tarjetas al incluir una comparación del CAE con el mercado”, explicó la expositora.

 

Comparte: