Logo

La instancia, denominada “Cómo ser productivo en el teletrabajo”, forma parte de un ciclo de charlas para egresados y la comunidad UDLA en general, cuyo fin es abordar problemáticas contingentes relacionadas con el trabajo, originadas a partir de la pandemia. Cada una de estas actividades es liderada por expertos en la temática a discutir.

El primer conversatorio contó con la participación de Soledad Recabarren, abogada de la Universidad de Chile con vasta trayectoria académica, coordinadora académica del Programa de Magíster de Derecho con mención en Derecho Tributario de la Pontifica Universidad Católica de Chile; y Nicolás Machefert, ingeniero comercial de Universidad de Las Américas, Máster en Administración de la Universidad Isabel I y académico disciplinar de la Facultad de Ingeniería y Negocios de UDLA.

Patricia Pinto, Directora de la Dirección de Egresados y Empleabilidad, explicó que el ciclo de charlas “busca entregar tips y herramientas que permitan acrecentar la productividad en el teletrabajo sin tener que destinar horas extras, así como conocer las características que debe tener el espacio de trabajo en la casa, manejar la disposición de tiempo para generar momentos de descanso durante la jornada laboral y establecer tiempo para labores domésticas y familiares”, entre otras nuevas realidades, acotó Patricia Pinto.  

Nicolás Machefert, se refirió en su exposición a cómo ser eficaz en el trabajo, especialmente porque muchas veces la casa (donde se ejerce mayoritariamente el teletrabajo) no es el lugar más idóneo para desarrollar las labores en forma adecuada. Mencionó, entre otros elementos, que es importante prepararse todas las mañanas como si uno fuera a salir a trabajar fuera de la casa; esto significa ducharse, tomar desayuno, cambiarse de ropa. “Es decir, establecer objetivos y horarios de trabajo claros y definidos”, aseveró.  

Soledad Recabarren afirmó que es importante que el colaborador tenga claros objetivos y plazos de entrega de sus labores y, fundamentalmente, qué es lo que se espera de él en cada trabajo que realiza; por eso, agregó, debe consultar siempre a su jefatura los plazos de entrega y fijar preentregas. En este sentido, indicó que una buena herramienta de comunicación con la jefatura es el WhatsApp, porque al jefe le llega el mensaje con rapidez, pero no irrumpe como una llamada telefónica. “Es importante agendar reuniones periódicas de trabajo y tener siempre retroalimentación de la jefatura que solicita el trabajo” insistió la académica. Planteó, como un punto importante, la necesidad de competir adecuadamente entre compañeros de trabajo, “donde todos nos apoyamos para destacar y no que se produzca que algunos nos destacamos y otros quedan rezagados”, finalizó la expositora.       

  

Comparte: