Logo

El Centro de Atención Nutricional de UDLA organizó la capacitación “Desafíos para la elaboración de alimentación en contexto pandemia o post Covid-19”, la cual fue dirigida a emprendedores de Sercotec de la comuna de Maipú.

Durante el conversatorio, que fue liderado por estudiantes de último año de la Escuela de Nutrición y Dietética, se trabajaron temas relevantes para la industria como es el etiquetado nutricional y el reglamento sanitario de los alimentos enmarcado en contexto de pandemia.

Uno de los grupos que expuso en la actividad estuvo liderado por los estudiantes Camila Zapata y Renzo Cussato. La estudiante comenzó su ponencia explicando que “en la actualidad no existe evidencia de que el virus se transmita a través de los alimentos. Sin embargo, se han tenido que tomar medidas sanitarias en las líneas de producción, reforzar los procedimientos y controles de inocuidad”.

Además de hablar de la relevancia del lavado de manos, vestimenta y seguimiento a la salud del personal, Zapata explicó que existen nuevos protocolos de recepción de materias primas. “Las entregas y recepciones se deben realizar en las horas de menos movimiento, permitiendo efectuar una inspección adecuada de las materias primas. En esta instancia corresponde tomar la temperatura del camión y de las materias primas, verificar el estado del envase y observar las características organolépticas de la materia prima (olor, color, textura)”.

En tiempos de Covid, la desinfección de utensilios e instalaciones son fundamentales. Sobre esto, la misma estudiante explicó que “deben usarse desinfectantes de acción comprobada para la reducción y eliminación de microorganismos. Con respecto a los utensilios, la limpieza debe ser prolija, usar agua potable y caliente, cepillar bien, enjuagar y secar cuando sea necesario, utilizando para ello solo toallas de papel desechable. No debe usarse los celulares, ni comer mientras se trabaja puesto que son una fuente de propagación de microorganismos”.

Por su parte, el estudiante Renzo Cussato abordó la relevancia del distanciamiento social en la elaboración de alimentos en este contexto: “El Covid nos ha obligado a tomar medidas que eran impensadas hace algunos años. Por ejemplo, en los comedores, debe existir una disminución de personas por mesa; en las líneas de servicio, debe haber un distanciamiento en la fila para prevenir los contagios, y, por último, debe existir la total prohibición de compartir alimentos entre compañeros”.

En esa misma línea, Cussato explicó una serie de prácticas no deseadas al interior de la industria: “rascarse la nariz, boca, cabello; manipular los alimentos con las manos; no secarse las manos o la cara con el delantal; dejar la mascarilla sobre mesones o encima de alimentos; manipular el celular durante la jornada de trabajo; utilizar la vestimenta como paño para limpiar o secar, entre otras”.

Comparte: