Logo

Más de un centenar de estudiantes y tutoras de la Escuela de Educación Parvularia pertenecientes a las sedes Viña del Mar, Santiago y Concepción, recibieron la invitación de la Facultad de Educación para participar en un curso con el objetivo de aproximar su conocimiento a las estrategias didácticas de la metodología Pikler y la educación musical.

Las encargadas de liderar el conversatorio fueron la educadora de párvulos del jardín Infantil VTF de la Corporación Municipal de Puente Alto, Carolina Orellana, quien compartió su experiencia con la ponencia “Pedadogía Pikler”, y Claudia López, representante del jardín infantil particular Don Osito, que presentó el trabajo “Desde la música en el trabajo con los niños y niñas”.

La Pedagogía Pikler plantea que el rol del adulto debe ser de mediador de los estímulos del entorno; no debe intervenir de forma directa en la actividad del niño
ni para distraerlo
, ni para ayudarlo en sus acciones, ni imponiéndole una enseñanza para no interferir en su autonomía.

Una de las asistentes fue la estudiante de la Sede Santiago, Paula Carquin, quien explicó que “como futuras educadoras, debemos conocer diversas pedagogías, con el objetivo de poder establecer un aprendizaje significativo en nuestros infantes. Estas, se pueden bajar en el juego heurístico, que es donde el niño es protagonista de su propio aprendizaje; el infante va descubriendo de acuerdo con sus intereses y de manera autónoma lo que está a su alrededor”.

En esa misma línea, explicó que “al conversar sobre la pedagogía Pikler nos abrimos a un mundo de posibilidades, ya que se basa en lo mejor de las prácticas de los diferentes autores de la educación, entregándole confianza y autonomía al infante, con materiales seguros”.

Para la coordinadora de prácticas de la Sede Concepción, Magaly Barrera, esta actividad “permite que nuestras educadoras en formación se pueden acercar a la realidad de un jardín infantil VTF, Junji, Integra, donde a pesar de ser cursos numerosos, es posible funcionar bajo una metodología Pikler. Las estudiantes se dieron cuenta de que, si la educadora de párvulos conoce, indaga y aprende cómo trabajar una determinada pedagogía, se motiva y prepara a su equipo y lidera involucrando a la comunidad educativa, se puede hacer un extraordinario trabajo”.

 

Comparte: